Guerra Rusia - Ucrania

La sombra de las armas nucleares planea sobre una Rusia acorralada emulando el fin de la Segunda Guerra Mundial

Rusia deja tras de sí la devastación absoluta en Ucrania, pero esta retirada hace temer lo peor a la comunidad internacional. La reacción de Vladímir Putin ante las pérdidas de los últimos días provoca los avisos preventivos de los mandatarios mundiales sobre el posible uso de armas nucleares.

Publicidad

La contraofensiva de Ucrania podría desatar una respuesta desmesurada por parte de Vladímir Putin. En este contexto, antes de partir hacia el funeral de la reina Isabel II en Reino Unido, Joe Biden le ha pedido que no recurra a armas nucleares ni atómicas. El presidente de Estados Unidos advierte, así, a su homólogo ruso de que si lo hace sus compatriotas se convertirían en los mayores "parias" del mundo. El líder estadounidense también ha asegurado que utilizar este tipo de armamento prohibido "cambiaría el curso del conflicto como nunca antes desde la Segunda Guerra Mundial".

Las opciones de Rusia, según Estados Unidos

La administración Biden veía desde hace semanas que en el pulso con Putin en Ucrania, la trayectoria no era buena para el presidente ruso. Por ello, calculan que tiene dos opciones principales. Por un lado, buscar una salida negociada, lo que en la práctica supone un paso atrás. Por el otro, entra dentro de las previsiones que se dé todo lo contrario y el líder del Kremlin se implique más en la guerra o busque algún golpe de efecto para negociar con mucha más fuerza.

De este modo, y ante la incertidumbre de cuál puede ser el próximo paso del mandatario ruso tras el vuelco que se está produciendo en Ucrania, la comunidad internacional está angustiada ante la gran baza mortal de Putin: sus más de 6.300 ojivas nucleares.

Todo es posible ante una Rusia cada día más tocada por las sanciones. Mientras, sus intentos por reclutar voluntarios no son suficientes, por lo que la siguiente medida sería decretar la movilización general. De hecho, algunas regiones, como Chechenia, ya están aportando miles de personas en lo que han declarado como "auto-movilización".

Devastación en Ucrania tras el paso de Rusia

El objetivo de Putin se centra ahora en parar la contraofensiva ucraniana, que gana terreno aunque encontrando a su paso la desolación más absoluta. El ejemplo más terrorífico es la masacre de Izium, donde este sábado seguían las labores de identificación de los centenares de víctimas, entre ellos niños y varios con signos de tortura.

En otros puntos del país, también este sábado ha sido jornada de duelo por personas como la sargento Olga Simonova, una rusa que ha muerto combatiendo del lado de los ucranianos. "Cuando supe lo que pasaba en Ucrania, ya no sabía si podría izar la bandera de mi patria", declaró ante las cámaras en febrero, como se puede ver en el vídeo de la parte superior.

Mientras, en la Ópera de Kiev se ha homenajeado a Aleksandr Shapoval, uno de los mejores bailarines del país, que dejó de dar clase de danza para ir a las trincheras de las que no pudo regresar.

Publicidad