Publicidad

Desapariciones

Sofía Juárez, una niña desaparecida desde hace 18 años que Tik Tok puede haber encontrado

Sofía Juárez, una niña desaparecida hace 18 años en Kennewick, Washington, podría haber aparecido. Un vídeo grabado en Tik Tok ha hecho saltar las alarmas al salir una mujer con un gran parecido al de la pequeña Sofía.

El caso de Sofía Juárez ocurrió en Kennewick, Washington. Sofía tenía 4 años cuando desapareció de casa de sus padres, era 4 de febrero de 2003 y tan solo faltaba un día para su cumpleaños.

La pequeña le dijo a su madre que saldría a una tienda con la pareja de su abuela pero nunca volvió. Cuando el hombre regresó al domicilio dijo que la menor nunca había estado con él y su desaparición se trató como un secuestro. Las autoridades nunca consiguieron dar con ella y hasta ahora no se volvió a saber nada del caso.

La red social TikTok ha dado un pequeño rayo de esperanza en este caso 18 años después. Un vídeo grabado en Culiacán, Sinaloa, muestra a un 'influencer' entrevistando a una mujer que muchos han reconocido como a la pequeña Sofía. La propia mujer en el vídeo es quien comunica que está secuestrada y que le gustaría poder hablar con sus seres queridos.

La policía de Kennewick ya está investigándolo y han comunicado que "Estamos al tanto del video de TikTok". Los agentes se han puesto en contacto con el 'influencer' que realizó la entrevista y han informado de que "Se está investigando. Gracias a quienes nos enviaron información sobre ese video".

Han creado una web para seguir informando sobre nuevas noticias sobre este suceso donde incluyen fotografías de la posible progresión de la edad de Sofía. Los investigadores planean pedir pruebas de ADN a la mujer para compararla con la de Sofía. La madre de la pequeña murió en 2009 pero el resto de su familia sigue en contacto estrecho con los investigadores.

La mujer saluda en un momento del vídeo a su 'auntie' y a su 'nana' y les pide que si están viendo el vídeo "vengan a por mí porque estoy secuestrada". "Pues dicen que estoy secuestrada, unos dicen que soy de Italia, otros de Japón. Que vengan por mí porque la verdad no sé de dónde soy; si soy de aquí o soy de allá", algo que dejó perplejo al entrevistador.

Publicidad