Las Fuerzas de Siria Democrática (FSD) anunciaron hoy que han comenzado la operación para despejar el último reducto del Estado Islámico (EI) en la localidad de Al Baguz, en la oriental provincia siria de Deir al Zur.

"Tras evacuar a miles de civiles y a nuestros camaradas tomados como rehenes en Baguz, la operación para despejar el último reducto del EI ha comenzado", indicó en la red social Twitter el comandante de las FSD, Mustafa Bali, portavoz de la alianza militar encabezada por las milicias kurdas y apoyada por la coalición que lidera EE.UU.

La operación comenzó alrededor de las 18.00, hora local (14.00 GMT), precisó el comandante de las FSD, quien afirmó que ya sólo quedan "terroristas" en la zona ocupada.

En los últimos días miles de civiles, entre ellos mujeres y niños familiares de los yihadistas y personas que habían sido secuestradas por el EI han ido saliendo de Baguz.

Las FSD han ido reubicando a todas las mujeres y los niños en tres campamentos ubicados en las provincias limítrofes bajo control de los kurdos y a los hombres sospechosos de ser miembros o simpatizantes del EI en centros de detención.

Bali dijo ayer que no comenzarían la operación militar hasta que no evacuaran a todos los civiles. El jueves las FSD también liberaron a 24 de sus milicianos capturados por los extremistas hace un mes.

Las milicias difundieron un vídeo en internet con imágenes de los milicianos liberados, en las que se les puede ver con aspecto demacrado, delgados y pálidos, algunos de ellos de muy joven edad.

Las FSD han liderado la batalla contra el EI en el norte y el este de Siria y han ido arrebatando a los yihadistas en los pasados meses los últimos territorios que controlaban al este de río Éufrates, hasta arrinconarlos en Al Baguz, en la provincia de Deir al Zur.