120.00

Publicidad

Coronavirus

Shenzhen quiere prohibir comer gatos y perros para luchar contra el coronavirus

Además de gatos y perros, también pretenden incluir en la lista de alimentos prohibidos tan populares en China como serpientes, tortugas y ranas.

Shenzhen, ciudad del sureste de China, va a tomar una medida excepcional en su lucha para frenar el avance del coronavirus: el Gobierno de la ciudad quiere prohibir la venta de perros y gatos en los comercios silvestres, donde se adquieren como alimento.

Todavía no se sabe a ciencia cierta qué animal fue el que originó el brote de Covid-19 en Wuhan aunque se sospecha del murciélago, pangolín y serpiente. Lo que está claro es que se contagió a humanos en uno de estos mercados en los que a diario se matan animales salvajes para el consumo humano, sin respetar medidas sanitarias.

"Prohibir el consumo de animales salvajes es un práctica común en los países desarrollados y es un requisito universal de la civilización moderna", recoge el documento donde se anuncia la medida. De aprobarse sería la primera ciudad de China que prohibe comer gatos y perros, según señala Human Society International.

Además de gatos y perros, también pretenden incluir en la lista de alimentos prohibidos tan populares en China como serpientes, tortugas y ranas.

Las personas que se salten esta nueva ley serán multados con hasta 20.000 yuanes (2.609 euros) si comen animales protegidos. La multa para los comercios que vendan estos seres se elevaría hasta los 50.000 yuanes (6.522 euros).

Publicidad