Coronavirus

Shanghái se enfrenta a una escasez de alimentos por el confinamiento ante la explosión de contagios de coronavirus

Desde la ciudad más grande de China informan de récords de casos diarios de contagios de coronavirus pese al macroconfinamiento que tiene cada vez más descontenta a la población.

La población de Shanghái enfrenta una escasez de productos por la explosión de contagios de coronavirus

La población de Shanghái enfrenta una escasez de productos por la explosión de contagios de coronavirus Efe

Publicidad

Las autoridades locales de Shanghái, la ciudad más grande de China, han notificado este jueves más de 20.000 nuevos contagios de coronavirus. La variante ómicron está poniendo patas arriba la seguridad epidemiológica del gigante asiático. Antes de la llegada de la contagiosa variante, China era uno de los países con menos contagios diarios gracias a su política de 'Covid Zero'. Sin embargo, ahora afrontan cifras récord de contagios diarios, donde casi el 90% se producen en Shanghái, que permanece cerrada.

Funcionarios han admitido que la ciudad enfrenta "dificultades", pero aseguran estar tratando de mejorar la situación. Muchos residentes denuncian que se están quedando sin alimentos por el duro confinamiento en medio del mayor brote de coronavirus de la historia de la ciudad. Las autoridades han tomado medidas muy drásticas, como la de separar a los niños de sus padres si dan positivo, aunque ahora la ciudad asegura que sí lo permite. El descontento de la población va en aumento en una ciudad con 26 millones de habitantes.

El pasado miércoles comenzaron a realizar otra ronda de pruebas masivas obligatorias para identificar y aislar los casos positivos. La directora en Shanghái de la Cámara de Comercio Europea, Bettina Schön-Behanzin, ha denunciado que "vemos una grave escasez de artículos de primera necesidad, en particular, verduras frescas, y los ciudadanos no pueden recibir sus entregas a través de sus aplicaciones". El confinamiento afecta a la entrega de productos a la población.

Récord de contagios en una ciudad confinada de 26 millones de habitantes

El confinamiento en Shanghái se prorrogó el pasado lunes ante la explosión de contagios de coronavirus por culpa del avance de la variante ómicron. El vicealcalde de la ciudad, Liu Min ha explicado este jueves que intentaría reabrir algunos mercados mayoristas y tiendas de alimentos. También ha añadido que permitirá que más personal de entrega salga de las áreas cerradas.

Varios barrios llevan confinados desde hace 10 días y desde el pasado viernes, la ciudad al completo. Durante el cierre de la ciudad, todos los negocios quedan suspendidos excepto farmacias y algunos supermercados y centros médicos con necesidades especiales que garanticen las necesidades básicas de los residentes.

Las denuncias no dejan de llegar, y es que, el confinamiento debería de haberse levantado el martes, pero el aumento de contagios lo ha impedido. "Hay gente que cuenta que se levanta a las cuatro de la mañana y trata de encargar comida para ellos y para sus padres, porque especialmente para las personas mayores esto es una pesadilla. Se ha desarrollado una especie de mercado negro en el que se piden cifras astronómicas por la fruta y las verduras", remarcaba Schön-Behanzin

Publicidad