19.010500

Publicidad

Holanda

Un semanario holandés tacha al sur de Europa de "vagos" y publica: "Ni un céntimo más"

El semanario holandés acusa a los españoles e italianos de dedicarse a tocar la guitarra, hacerse selfies en la piscina y beber en las terrazas mientras los holandeses trabajan sin descanso en sus talleres y oficinas.

"Ni un céntimo más al sur de Europa", eso se puede leer en la portada del semanario holandés 'Elsevier Weekblad', en el que se critica el plan de Alemania y Francia de dotar de 500.000 millones de euros a países como España e Italia para superar la situación de emergencia económica provocada por la crisis del coronavirus.

"Mientras los holandeses trabajan sin descanso en sus talleres y oficinas, los españoles e italianos se dedican a tocar la guitarra, hacerse selfies en la piscina y beber en las terrazas". O así es como ve dicha publicación holandesa la situación actual. Tildan de "vagos" a los ciudadanos del sur de Europa y explican que el plan de la canciller alemana Angela Merkel y el presidente francés Emmanuel Macron "no es una buena idea" porque 30.000 millones saldrían de los bolsillos de los holandeses.

Según el semanario, "los hechos muestran que los países del sur de Europa no son pobres y tienen suficiente dinero o acceso al dinero. También pueden mejorar de forma bastante fácil el poder adquisitivo de sus economías, con reformas como las que ya se implementaron en el norte", en referencia a aplicadas en Países Bajos tras la crisis del 2008.

El artículo también pretende desmentir varios "mitos" porque, según datos del banco suizo Credit Suisse, "si se suma todo el capital en Francia y se divide por el número de habitantes adultos, un francés posee de media 276.121 euros, un italiano tendría 234.139 euros y un holandés 279.077 euros, y para los alemanes bajarían a 216.654 euros". Según sus cálculos, italianos son de media más ricos que los alemanes.

Recientemente, Rutte, el primer ministro holandés, protagonizó una polémica visita a un centro de procesamiento de basuras de La Haya, donde ante los gritos de un trabajador se negó entre risas a dar dinero a italianos y españoles.

La ultraderecha holandesa ha criticado duramente el plan de la CE y el populista identitario Geert Wilders ha acusado a Italia y España de ser “pozos sin fondo” que “abusan de la UE en cada crisis” financiera.

Publicidad