Arranca otra nueva semana clave para el Brexit y la negociación Reino Unido con Europa

Publicidad

Brexit

Semana decisiva para aclarar como será la relación de la Unión Europea y el Reino Unido por el Brexit

Arranca una semana decisiva para el Brexit y para conocer como quedarán las relaciones de la UE y el Reino Unido. Hoy de nuevo se sientan a la mesa de negociación.

La Unión Europea y el Reino Unido vuelven hoy a sentarse a la mesa de negociaciones en Bruselas para intentar cerrar la futura relación entre ambos tras el Brexit y después de una semana, la anterior, de muchas conversaciones pero sin resultados.

La pandemia de coronavirus a nivel mundial y que azota muy especialmente a Europa ha trastocado los plazos planeados para la negociación del Brexit. Tanto Londres como Bruselas estaban convencidos de que el escenario sería llegar a mediados de octubre con el acuerdo ya sellado para que hubiera tiempo suficiente para la ratificación. No hubo acuerdo y ambas partes decidieron no ponerse tiempo ni límites.

Un obstáculo para el acuerdo del Brexit siguen siendo la pesca, la gobernanza del acuerdo y la competencia justa.

El 1 de enero de 2021, el Reino Unido dejará de estar vinculado a las estructuras de la Unión Europea empezará a comercias con los veintisiete países de la unión según los aranceles y las cuotas de la Organización Mundial de Comercio (OMC), a menos que se alcance, antes, un nuevo marco comercial.

Aranceles y cuotas

La salida del Reino Unido tras el Brexit va a suponer marcharse de una de las mayores redes comerciales del mundo, la de la UE, con 45 acuerdos comerciales con 77 países y que representan un tercio de su comercio exterior con terceros Estados, con un valor de 1,345 billones de euros en 2019.

Además de los aranceles y las cuotas sobre la mesa de negociación hay otros asuntos como la cooperación en todas las áreas en las que el Reino Unido y la Unión Europea han estado vinculadas durante casi medio siglo, hasta el 1 de enero de este año. Entre ellos, el acceso al mercado único europeo de la energía, que supondría pérdidas de un billón de euros anuales para el Reino Unido si no se llegara a un pacto en las negociaciones del Brexit.

El no llegar a un acuerdo tendría repercusión también para el sector pesquero, ya que el no acceso a las aguas británicas costaría a la UE unos 750.000 millones de euros por ejercicio.

Se agota el tiempo

Las negociaciones del Brexit no avanzan al ritmo deseado y de seguir así sería prácticamente imposible asegurar la ratificación del pacto antes del 31 de diciembre en el caso de llegar a un acuerdo.

Ya hay antecedentes en el Parlamento Británico de lo que costó la ratificación del acuerdo de la salida de la UE y solo quedan dos Consejos Europeos programados y dos plenos de la Eurocámara antes de que se acabe el año, sin contar con posibles convocatorias extraordinarias.

Publicidad