La semana pasada, una niña estadounidense hacía la ruta 'The Nose' escalando El Capitán en el Parque Nacional Yosemite de California.

Selah Schneiter, de diez años, estaba escalando la gran montaña de rocas con su padre Mike Schneiter y su buen amigo Mark Regier.

En los vídeos grabados por su padre, se puede ver a Saleh colgando de la cuerda con confianza, balanceándose, levantándose y cambiando de equipo y línea a mitad de camino.

La pequeña escaladora no pudo contener la emoción ni las lágrimas. "Nos dijo que era su primer llanto de alegría", explicó su padre, que conoció a la madre de Selah precisamente escalando El Capitán.