"En seis minutos y 20 segundos, 17 amigos murieron, 15 resultaron heridos y absolutamente todos en la comunidad Douglas se vieron alterados para siempre". Así comienza el poderoso discurso de Emma González, una superviviente del ataque a la escuela de Florida en la que 17 personas fueron asesinadas. La joven quiso que su discurso durara el mismo tiempo que utilizó el atacante para matar a sus compañeros: seis minutos y veinte segundos.

 

González, tras enumerar los nombres de todas las víctimas, permaneció en silencio en el escenario durante el resto de los seis minutos y veinte segundos. Muchos de los asistentes a la 'Marcha por Nuestras Vidas' ('March for our lives') en Washington, le gritaron palabras de apoyo y todos corearon consignas como 'Nunca más' mientras Emma permanecía callada.

Cuando sonó la alarma de su móvil, rompió el silencio: "Desde que salí aquí, han pasado seis minutos y veinte segundos", el mismo tiempo que el atacante de Parkland tardó en disparar a los estudiantes.

"Lucha por tu vida antes de que sea el trabajo de otra persona", dijo la estudiante, que fue ovacionada por la multitud.

'March For Our Lives' en Washington | EFE

La marcha tuvo lugar el sábado en Washington, donde miles de personas salieron a la calle para protestar por el uso de las armas y pedir una regulación más estricta.

Emma González se ha convertido en una de las figuras más representativas de esta causa, que exige que haya cambios en las leyes que hasta ahora permiten la compra de armas con cierta facilidad.