Reino Unido

Reino Unido implanta un nuevo sistema de inmigración por puntos para intentar atraer mano de obra

El sector de la restauración y del transporte se queda sin mano de obra en Reino Unido y por eso están buscando fórmulas para intentar atraer a trabajadores de otros países.

Publicidad

Reino Unido ha implementado un nuevo sistema de inmigración por puntos. Faltan trabajadores y no tienen mano de obra.

Para obtener un visado se exige un salario mínimo de 25.000 libras, que equivale a unos 30.000 euros. Además, también hay que aprobar un examen de inglés, entre otros requisitos.

En los supermercados también faltan productos. Se debe a que hay escasez de camioneros, unos 100.000 menos.

Esto pone las cosas difíciles a los empresarios en Reino Unido. Por ello, deben mejorar las condiciones económicas a los empleados para conseguir atraer a más trabajadores.

El Brexit, sumado a la pandemia del coronavirus, provoca consecuencias. Uno de los sectores más afectados es la hostelería y restauración. Se debe a que falta gente cualificada. Otra de las causas es el encarecimiento de las tasas para importar productos españoles o europeos, ya que sale más caro.

Aumentan los sueldos, pero no la mano de obra

Ahora y desde que llegó la pandemia del coronavirus, al no haber mano de obra los sueldos comienzan a aumentar. Un cocinero en un puesto medio ganaría entre las 11 o 12 libras la hora. Sin embargo, tras la llegada de la pandemia y del Brexit, no se encuentran por menos de 13 o 15 libras a la hora.

Como consecuencia, se ven obligados a reducir los horarios de apertura de los restaurantes y a reducir también los menús. Tampoco se encuentra mano de obra especializada, como pueden ser los cocineros.

Otro problema es la escasez de candidatos, sobre todo españoles. El 75% de los trabajadores de la restauración eran europeos.

Publicidad