Varios ministros franceses han mantenido una reunión de coordinación para iniciar la reconstrucción cuanto antes de la catedral de Notre Dame, en París.

La duda entre los expertos es si debe ser una reconstrucción mimética o si deben emplear materiales más modernos y seguros.

Poco a poco los trabajos de reconstrucción comienzan a ver la luz. Aunque el proceso será largo y costoso. La prioridad es asegurar el templo antes de volver a levantarlo.

El arquitecto Málek Murad comenta que "puede suponer millones de euros. Hay que rehacer la cubierta para poder garantizar la funcionalidad del edificio". Y añade que "se podría tardar entre seis meses y un año en peritar la catedral".

Según algunos expertos, la catedral podría volver a ser la misma que se proyectó en el siglo XII pero los materiales que se utilicen en su reconstrucción serían más modernos: ignífugos y menos pesados, lo que permitiría además, un ahorro económico.