Publicidad

Aniversario

Se cumple el V Aniversario de la visita de Barack Obama a Cuba para "sellar" un proceso de acercamiento

En 2016 Barack Obama viajaba a Cuba junto a su familia, convirtiéndose en el primer presidente de Estados Unidos que visita el países en casi 90 años.

Se cumple el quinto aniversario de la visita del expresidente de Estados Unidos, Barack Obama a Cuba. Él llegó junto a su mujer, Michelle Obama, sus hijas Malia y Sasha y su suegra Marian Robinson.

La finalidad de este histórico viaje era sellar el proceso de acercamiento con la isla.

El entonces presidente estadounidense fue recibido por Bruno Rodríguez y por Josefina Vidal, directora para América del Norte del Ministerio de Exteriores, Josefina Vidal. También el embajador de Cuba en EEUU, José Ramón Cabañas, y el encargado de negocios de la embajada de Estados Unidos en la isla, Jeffrey de Laurentis.

Barack Obama quiso destacar durante el viaje el carácter "histórico" de su visita a Cuba, aunque esperaba que fuera solo "el primer paso" en la relación entre los dos países. Y expresó su deseo de que en un futuro se vea "algo natural que un presidente de Estados Unidos esté en Cuba".

Obama fue el primer presidente de Estados Unidos que visita Cuba en casi 90 años y el único que lo ha hecho desde el triunfo de la revolución castrista en 1959.

Viaje a Cuba de Barack Obama

Obama viajó hacia Cuba acompañado de su familia. A su llegada, el canciller cubano, Bruno Rodríguez, quiso regalar a Michell Obama, la primera dama, un ramo de rosas blancas, otro de rosas rosadas para las hijas del presidente y con uno de rosas rojas para la suegra del presidente.

En la agenda oficial de Obama estaba prevista la reunión con Raúl Castro, en el Palacio de la Revolución de la capital cubana.

También asistió a un encuentro con empresarios estadounidenses y "cuentapropistas" y durante el último día también tuvo un encuentro con representantes de la sociedad civil independiente, incluidos representantes de la disidencia interna.

Para finalizar el viaje, la familia asistió a un simbólico partido de béisbol en el Estadio Latinoamericano de La Habana entre una selección local y el Tampa Bay Rays.

Publicidad