Londres

Sasha Johnson, activista de Black Lives Matter, en estado grave tras recibir un disparo en la cabeza en Londres

La activista recibió un disparo en la cabeza tras haber recibido amenazas de muerte. La polícia cree que el ataque contra Sasha Johnson, activista de Black Lives Matter, no guarda relación con dichas amenazas.

Sasha Johnson, activista de Black Lives Matter, en estado grave tras recibir un disparo en la cabeza en Londres

Publicidad

La policía de Londres sigue investigando lo ocurrido el pasado domingo en la capital británica, cuando Sasha Johnson, activista de Black Lives Matter, recibió un disparo en la cabeza.

Sasha, de 27 años y madre de dos hijos, se encuentra hospitalizada en estado grave en cuidados intensivos tras el ataque, que la formación Taking the Initiative relaciona con las amenazas de muerte que había recibido la activista política.

Pero la policía de Londres todavía mantiene abierta la investigación y, por el momento, descarta que el ataque tenga relación con dichas amenazas, como sostiene la formación política a la que pertenece Sasha Johnson.

El ataque sucedió en el barrio de Southwark, en el sur de Londres, y los detectives del Comando Especializado en Crimen de Scotland Yard, que están a cargo de la investigación del ataque, creen que supuestamente ocurrió cerca de una vivienda donde se celebraba una fiesta.

Black Lives Matter celebró una protesta cerca del hospital King's College de Londres, donde permanece ingresada la mujer.

Alrededor de medio centenar de personas se congregaron en un parque cercano, donde corearon consignas y colgaron una pancarta ante el hospital en las que deseaban una pronta recuperación a la activista, en medio de una fuerte presencia de las fuerzas de seguridad.

El movimiento Black Lives Matter comenzó en 2013 en EE.UU. a raíz de la absolución de George Zimmerman por la muerte del adolescente afroamericano Trayvon Martin a causa de un disparo de bala. Pero fue el asesinato de George Floyd en Estados Unidos el hecho que universalizó este movimiento en todo el mundo.

Recientemente, el policía responsable de la muerte de George Floyd, Derek Chauvin, fue condenado culpable de dos delitos de asesinato en diferentes grados y otro de homicidio negligente. Está por conocerse la condena que le impone el juez.