Un soldado estadounidense hace guardia durante la ceremonia de transición de seguridad

Publicidad

MATANZA EN KANDAHAR

El sargento estadounidense acusado de matar a 16 civiles sufría estrés y había bebido

El sargento estadounidense acusado de asesinar a 16 civiles en la provincia afgana de Kandahar sufría estrés relacionado con su cuarta misión de combate, así como tensiones con su mujer y estuvo bebiendo la noche de la masacre, según ha informado un funcionario estadounidense al diario 'The New York Times' bajo condición de anonimato.

EP | Madrid
| 16.03.2012 07:03

"Cuando se junta todo, una combinación de estrés, alcohol y problemas domésticos, simplemente estalló", ha dicho el funcionario, que ha sido informado sobre la investigación. El sargento fue evacuado este miércoles de Afganistán, según confirmó un portavoz del Departamento de Defensa norteamericano.

El comandante de la misión de la OTAN en Afganistán (ISAF), el general John Allen, tomó esta decisión en base a una recomendación legal, ha explicado la fuente, que al igual que durante los días anteriores no ha revelado la identidad de este militar.

Por último, 'The New York Times' ha indicado que el Ejército estadounidense se prepara para trasladar al sargento a una prisión dentro del país este viernes, y que probablemente la cárcel en la que sea encerrado sea Fort Leavenworth, en el estado de Kansas.

Las primeras investigaciones apuntan que el militar abandonó el pasado fin de semana su base, en Zangabad, y se dirigió al cercano pueblo de Panjwai, donde entró en varias casas y masacró a sus habitantes, todos civiles.

Otra versión, proporcionada por testigos afganos, señala como autores de la masacre a un grupo de "soldados estadounidenses borrachos" que, tras acribillar a las víctimas, incineraron sus cuerpos para hacer desaparecer las pruebas del delito.

El abogado del soldado ha indicado que lo más probable es que no se presenten cargos contra su cliente hasta dentro de unas semanas. John Henry Browne se ha negado a revelar la identidad de su cliente hasta que se presenten los cargos. En la misma línea, un portavoz del Pentágono ha apuntado que no se conocerá el nombre del sospechoso hasta que esté imputado.

De momento, solo se sabe que es un sargento que sirve en la 2-3 Infantería, Tercera Brigada de Combate Stryker, con sede en la base militar Lewis McChord de Washington. Tras participar en la misión en Irak, el pasado mes de diciembre fue trasladado a Afganistán.

Publicidad