Matteo Salvini, ha dejado claro en un acto en Génova que volverá a firmar la prohibición del desembarco del Open Arms. "Vivimos en un país en el que un abogado del Tribunal Administrativo del Lacio quiere dar permiso para desembarcar en Italia a un barco extranjero lleno de migrantes. Yo volveré a firmar en las próximas horas mi 'no'". El juzgado ha entendido la "situación excepcional de gravedad y urgencia".

En sus redes sociales, el ministro italiano lo ha vuelto decir: "Rechazamos la decisión del TAR y llamamos de manera urgente a una convocatoria del Consejo de Estado. No solo eso. Estoy listo para firmar otra disposición para la prohibición de entrada en aguas territoriales italianas debido a los recientes episodios".

 

Mientra la ministra de Defensa de Italia, Elisabetta Trenta, ha rechazado la orden dada por el titular de Interior, Matteo Salvini, para impedir la entrada en aguas italianas del barco de la ONG española Open Arms. "No firmo en nombre de la humanidad", ha subrayado. Salvini ha respondido a través de Twitter, para proclamar: "Estamos solos contra todos". "Contra las ONG, los tribunales, Europa y los ministros asustados", ha lamentado en su mensaje, en el que ha advertido de que la "inmigración masiva" volverá a ser una "realidad" si el Partido Democrático (PD) vuelve al Gobierno.