Rusia ha vetado en el Consejo de Seguridad de la ONU una propuesta de Estados Unidos para establecer un nuevo mecanismo que investigue y atribuya responsabilidades por el uso de armas químicas en Siria.

La resolución estadounidense, que también condenaba el supuesto ataque del pasado fin de semana en la ciudad siria de Duma, recibió el respaldo de doce países, la abstención de China y el voto en contra de Rusia y Bolivia.

Rusia, que impidió la adopción de la iniciativa con su derecho de veto, propuso otras dos resoluciones, una para crear un mecanismo de investigación con un funcionamiento distinto y otra para respaldar que expertos de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) analicen lo ocurrido en Duma.