Publicidad

Espacio

Rusia rinde homenaje a Yuri Gagarin, el primer ser humano que vio la Tierra desde el Espacio en el 60 aniversario

Hace hoy 60 años que Yuri Gagarin colocó a la URSS a la cabeza de la carrera espacial. Se convirtió en el primer ser humano que viajó al Espacio.

Yuri Gagarin tiene su hueco en mayúsculas en la Historia de la Humanidad, él fue el primer ser humano que vio la Tierra desde el Espacio. Este lunes se cumplen 60 años de una hazaña que abrió la carrera espacial y que luego Estados Unidos rentabilizó mucho más con la llegada a la Luna en 1969.

Hace 60 años, el soviético Yuri Gagarin efectúa un vuelo de 1 hora y 48 minutos a bordo de la nave Vostok I fuera de la atmósfera terrestre, con lo que se convierte en el primer cosmonauta de la historia. Ahora Rusia recuerda a su héroe y le rinde homenaje en tierra y desde la Estación Espacial Internacional. El día 9 de abril Rusia lanzó la Soyuz MS-18 desde el cosmódromo de Baikonur con tres tripulantes para recordar el acontecimiento.

Elegido para la gloria

Su nombre fue hasta 1969 un dardo para EE.UU. relegada como potencia en plena guerra fría a un papel secundario que resultaba humillante. Yuri Gagarin se convirtió en la estrella del momento, de camino al cohete el público le pedía autógrafos, pero era mucho más, era el símbolo de una victoria en el pulso de las dos grandes superpotencias que se libraba en muchos 'tableros', uno de ellos a muchos kilómetros sobre la Tierra.

La URSS había seleccionado a los hombres perfectos para asumir el reto, sin garantías de que fuera un éxito, pero sólo uno tendría el honor de tripular la nave Vostok I. Yuri Gagarin fue el elegido para ese momento de gloria, el momento de convertirse en el primer ser humano que saliera de la atmósfera terrestre para mirar a nuestro planeta azul desde una perspectiva hasta entonces imposible para unos ojos humanos.

60 años del vuelo de Yuri Gagarin en el espacio | EFE

Los seleccionadores necesitaban hombres de unos 30 años, sanos, con un expediente que acreditara su disciplina, que no sobrepasaran el 1,70 metros de estatura y no excedieran los 70 kilos teniendo en cuenta lo reducido de la cápsula, menos de 2 metros de diámetro.

Hijo de campesinos

Gagarin era hijo de campesinos y un excelente piloto de cazas. Nunca pudo soñar con el honor de hacer Historia pero poco antes de la misión escribió a su mujer una carta en la que mostraba la emoción y la responsabilidad con la que vivía su destino: ¿Puedo soñar con algo más? creo en la técnica completamente, no debe fallar".

Y no falló, a las 9:07 de la mañana (hora de Moscú) la nave era lanzada sin problemas desde Baikonur en Kazjstán. Dice la 'leyenda' que Yuri Gagarin gritó cuando rugían los motores: "!Allá vamos!", y su frase se convirtió en un himno para muchas generaciones.

60 aniversario del vuelo de Yuri Gagarin | efe

Pero no todo fue perfecto...

El vuelo de Gagarin fue un éxito pero hubo sustos, lo reconocía el propio cosmonauta ruso. la nave entró en la órbita de la Tierra a una velocidad superior a la calculada pero los frenos funcionaron y salvaron la vida del astronauta y de la misión.

No fue el único sobresalto, los cables que unían la cápsula espacial con el módulo de servicio no se separaron como debían lo que provocó que la cápsula de Gagarin arrastrara un módulo adicional cuando aterrizó.

El resultado fue que las temperaturas en la cápsula se dispararan y casi hicieran perder el conocimiento a Gagarin: "Estaba en una nube de fuego cayendo hacia la Tierra", así lo describió el cosmonauta. Gagarin saltó antes de que su cápsula cayera al suelo, con un paracaídas. Su vida en ese momento dejó de correr peligro.

Rusia celebra el 60 aniversario del primer hombre en el espacio | EFE

Su visión es irrepetible. Gagarin habló de la "hermosa aura" de la Tierra y de las sorprendentes sombras que las nubes 'dibujaban' sobre la superficie de la Tierra. 60 años después el objetivo parecía ser Marte y el turismo espacial. Dentro de 60 años veremos en qué punto está la carrera espacial, de momento la Humanidad tiene otro reto mayor, las pandemias.

Publicidad