Guerra ruso-ucraniana

Rusia responde a la explosión en el puente de Crimea con una docena de misiles contra Zaporiyia

Rusia lanza un ataque sobre territorio ucraniano tras la explosión de un camión en el puente de Crimea, península anexionada en el año 2014. Una docena de misiles han golpeado una zona residencial habitada principalmente por civiles. Al menos 17 personas han fallecido los heridos superan el medio centenar.

Publicidad

A pesar de que todavía no hay una versión concluyente sobre lo ocurrido en el puente de Crimea, la reacción de Rusia no se ha hecho esperar. La explosión en una de las estructuras más preciadas por Vladímir Putin, ha provocado un movimiento inmediato desde Moscú.

El ataque tuvo lugar sobre las 2 de la madrugada. Una docena de misiles golpeaba varias zonas residenciales de la ciudad. Las sirenas de los equipos de emergencias resuenan por todas las calles de la zona. Uno de los bloques que ha recibido un mayor número de ataques es un bloque de apartamentos de 9 plantas. Bomberos y sanitarios tratan de localizar supervivientes entre los escombros y recuperar los cuerpos sin vida de los vecinos. Aunque las cifras no son exactas, las autoridades de la ciudad hablan de entre 13 y 17 víctimas mortales. Los heridos superan el medio centenar.

Zaporiyia en la diana de los ataques

Se trata de una ciudad en sureste del país cuyo control se encuentra repartido entre los dos bandos de la guerra ruso-ucraniana. Rusia mantiene el poder sobre aproximadamente el 60% de la ciudad, mientras que las autoridades ucranianas controlan el 40% restante.

Geográficamente, Zaporiyia pertenece a uno de los 4 territorios que Vladimir Putin se anexionó a principios de este mes. Pero los avances de las tropas de Kiev han logrado recuperar importantes partes del terreno, entre ellas, casi la mitad de esta ciudad.

La disputa por el control de la localidad donde se encuentra la central nuclear más grande de Europa, conduce a que se haya convertido en uno de los escenarios de los combates más sanguinarios de los últimos días. En una semana, más de 50 personas han perdido la vida allí.

Publicidad