Rusia

Rusia podría estar detrás de unos ataques misteriosos a algunos países de Europa

Los servicios de seguridad estiman que podrían formar parte de un intento sistemático de Moscú para desestabilizar a Occidente.

Publicidad

Rusia podría estar detrás de unos ataques misteriosos a infraestructuras en los países bálticos, Alemania y el Reino Unido. Esta es la sospecha de los servicios de seguridad en Europa, que están en alerta ante casos de sabotaje y posibles incendios provocados por Rusia, según ha revelado este jueves el periódico británico 'The Guardian'.

Entre los incidentes figuran un incendio en una instalación de la tienda Ikea en Vilnius (Lituania) este mes, así como un reciente ataque incendiario en el este de Londres.

Aunque no hay pruebas de una coordinación entre estos casos, los servicios de seguridad estiman que podrían formar parte de un intento sistemático de Moscú para desestabilizar a Occidente por su respaldo a Ucrania, según ha agregado el diario antes mencionado.

Vulnerabilidades nacionales

Estos incidentes se han tratado en una cumbre de ministros de Asuntos Exteriores y de Defensa que se ha celebrado en Bruselas esta semana. En esa reunión, varios funcionarios de seguridad holandeses, estonios y lituanos advirtieron sobre las vulnerabilidades nacionales. Otros ministros también han asegurado estar profundamente preocupados por el sabotaje organizado, financiado y realizado por representantes rusos, tal y como indica 'The Guardian'.

El primer ministro polaco, Donald Tusk, reveló la semana pasada que las autoridades de su país habían arrestado a nueve personas en relación con actos de sabotaje presuntamente cometidos por orden de los servicios rusos. Según indicó, los crímenes supuestamente incluían "palizas, incendio intencional e intento de incendio" y los investigadores estaban averiguando si Rusia estuvo involucrada en el fuego en un centro comercial en Varsovia, una afirmación que la embajada rusa describió como una teoría de conspiración.

En abril, un británico fue acusado de orquestar un ataque incendiario contra dos unidades vinculadas a un empresario ucraniano en un polígono industrial en Leyton, al este de Londres, después de haber sido supuestamente reclutado por la inteligencia rusa.

Asimismo, el ministro de Defensa de Estonia, Hanno Pevkur, señaló el martes en Bruselas que su país ya había sido víctima del sabotaje ruso. "Han llevado a cabo operaciones similares en Estonia. Contrataron a 10 personas para atacar el coche del ministro del Interior y el de un periodista. Este es el comportamiento normal de Rusia. Lamentamos decirlo, pero debemos entender que Rusia es cada vez más agresiva con los países europeos y también con los países de la OTAN", dijorefiriéndose en concreto a unos incidentes ocurridos en febrero, cuando se rompieron las ventanillas de los coches.

El debate de la OTAN

En paralelo, la OTAN mantiene el debate sobre la posibilidad de que el armamento que los aliados envían a Kiev se pueda usar para atacar en territorio ruso.

Algunos países como Reino Unido, Finlandia, Polonia, Francia y Canadá, entre otros, ya dieron el visto bueno a que Ucrania ataque el territorio de Putin. Otros, aunque aún no han dado el paso, se están mostrando favorables en esa dirección.

Síguenos en nuestro canal de WhatsApp y no te pierdas la última hora y toda la actualidad de antena3noticias.com

Publicidad