Guerra Rusia-Ucrania

Rusia no podrá vender crudo a Europa transportado por mar

El embargo afectará al 90% de las importaciones europeas de petróleo ruso, unos 100 millones de toneladas.

Publicidad

La guerra de Ucrania sigue mostrando que el conflicto no sólo es militar. El petróleo se está utilizando como arma estratégica para perjudicar a todos aquellos que no muestran su apoyo al Kremlin.

Hoy entra en vigor el acuerdo entre la Unión Europea, el G7 y Australia de limitar el precio del petróleo ruso que llega por mar. 60 dólares por barril es el límite pactado, una medida que ha enfadado a Rusia y que aplaudió Ucrania. Aunque Zelenski pide que el recorte sea mayor, hasta los 30 dólares, para así destrozar la economía rusa.

Según la Presidenta de la Comisión Europea el tope de precios "tiene tres objetivos". "En primer lugar, refuerza el efecto de nuestras sanciones. En segundo lugar, disminuirá aún más los ingresos de Rusia. Y en tercer lugar, estabilizará los mercados energéticos mundiales, porque permite que parte del petróleo ruso transportado por mar sea comercializado, negociado y transportado por operadores de la UE a terceros países, siempre que se venda por debajo del tope", dijo Ursula von der Leyen.

La respuesta de Rusia ha sido una amenaza

La de suspender las exportaciones a Europa y dice poder hacerlo este mismo año. Moscú asegura que no le faltarán compradores a su petróleo y que reorientará sus exportaciones de crudo a Asia.

Por su parte, la alianza OPEP+, liderada por Arabia Saudí y Rusia, ha decidido continuar aplicando en 2023 el fuerte recorte de la producción de petróleo acordado hace dos meses. 2 millones de barriles menos también durante el próximo año.

Este conflicto creado por el petróleo podría seguir viéndose reflejado en las gasolineras. Podría suponer una nueva subida en los precios de los carburantes.

Durante la guerra estamos viendo que la energía se está utilizando como un arma poderosa, ya sea en forma de petróleo o de electricidad. "El enemigo tiene muchas esperanzas de usar el invierno contra nosotros, hacer que el invierno frío y las dificultades formen parte de su terror. Tenemos que sobrevivir", decía el presidente de Ucrania. Una manera que está utilizando Rusia para asfixiar la economía ucraniana y hacer sufrir a los habitantes.

Publicidad