Publicidad

Rusia

Rusia expulsa a 10 diplomáticos de Estados Unidos como respuesta a las sanciones de Washington

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, anunció la expulsión de 10 diplomáticos de Estados Unidos tras las sanciones adoptadas por Joe Biden.

Rusia expulsa a 10 diplomáticos de Estados Unidos como respuesta a las sanciones de Washington por los ciberataques y su injerencia en la política ucraniana. Así lo ha indicado el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, en una rueda de prensa.

De esta forma se responde a las sanciones adoptadas por la Administración de Joe Biden, que incluía la declaración de personas no gratas a 10 diplomáticos rusos. También se incluían medidas contra funcionarios, organizaciones, entidades y compañías rusas a causa del ciberespionaje, la interferencia electoral en 2020 y su papel en ucrania.

Movilidad de los diplomáticos

Serguéi Lavrov también indica que las autoridades rusas comenzarán el proceso de denuncia del acuerdo que regula la movilidad de los diplomáticos en sus destinos. El objetivo es restringir sus desplazamientos fuera de Moscú.

Se debe a las "violaciones sistemáticas" cometidas por los funcionarios de las legaciones estadounidenses, según explicó el ministro ruso. La Cancillería rusa acusó a Estados Unidos de adoptar una "continua degradación de las relaciones" y una política de "contención de Moscú". Además, advierte de que intentar hablar con Rusia "desde una posición de fuerza" tendrá unas "funestas consecuencias".

Lista negra rusa

Lavrov también anunció una "lista negra" que incluye a ocho altos funcionarios estadounidenses. Estos no pueden entrar al país por su "política antirrusa". Entre ellos se encuentran Merrick Garland, fiscal general; Michael Carvajal, director de la Oficina de Prisiones; Alejandro Mayorkas, secretario de Seguridad Nacional; Susan Rice, directora del Consejo de Política Doméstica; Christopher Wray, director del FBI, y Avril Danica Haines, directora de Inteligencia.

También limitará y cesará las actividades de fundaciones y organizaciones no gubernamentales de ese país.

El actual pulso entre Rusia y Estados Unidos amenaza la celebración de la cumbre en un tercer país que Biden planteó a Putin en una conversación telefónica. "Se necesita algún tiempo para analizar esta propuesta", ha indicado el portavoz presidencial ruso tras ello.

A pesar de ello, el Ministerio de Exteriores ruso apeló a la "cordura" de Estados Unidos y le llamó a renunciar a la "política de confrontación".

Publicidad