LO DIJO EL MINISTRO DE EXTERIORES RUSO

Rusia califica de "bobadas" las acusaciones en EEUU contra la injerencia rusa en las elecciones

El Kremlin asegura que las acusaciones solo persiguen el objetivo de arrinconar a Rusia. Todo esto se produce poco después de que el fiscal estadounidense, Robert Mueller, presentase un informe en el que inculpaba a 13 ciudadanos y tres entidades rusas de interferir en las elecciones de 2016.

Publicidad

El ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, aseguró que las acusaciones en EEUU contra trece ciudadanos y tres entidades de su país por intromisión en las elecciones no son más que "palabrería" hasta que no haya pruebas.

Lavrov hizo estas declaraciones al intervenir en la Conferencia de Seguridad de Múnich (MSC), un foro clave sobre política internacional, al responder a una pregunta sobre la acusación del fiscal especial Robert Mueller, hecha pública ayer, por lanzar "una guerra informativa".

"No tengo una respuesta a su pregunta", contestó Lavrov, desdeñando las acusaciones: "Hasta que no veamos los hechos, todo lo demás es sólo palabrería".

Lavrov denunció en su discurso la difusión del "mito irracional de la amenaza rusa" en Occidente y apuntó que se quería ver la huella del Kremlin desde el "brexit" (salida del Reino Unido de la UE) al referéndum catalán.

El ministro ruso atacó el conjunto del relato occidental sobre la situación actual de las relaciones exteriores, de Siria a Ucrania, y acusó a la Unión Europea (UE) y EEUU de mentiras y violaciones de la legalidad internacional.

Lavrov aseguró que Rusia es la primera interesada en acabar con el "conflicto interno" de Ucrania y que desea una UE fuerte dentro de una arquitectura internacional equilibrada donde EEUU, UE y Rusia cooperen en el ámbito de la seguridad. La MSC cuenta hoy entre sus ponentes el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Herbert Raymond McMaster, el canciller austríaco, Sebastian Kurz, y la primera ministra británica, Theresa May.

Publicidad