La ONG española Open Arms espera desde la semana pasada cerca de la isla italiana de Lampedusa (sur de Italia) a que se le asigne un puerto seguro para poner a salvo a 121 inmigrantes rescatados en el mar en dos operaciones distintas, ante la negativa de Italia y Malta a permitir el desembarco en sus puertos. Este viernes han recibido víveres y han llegado de la mano del actor Richard Gere.

 

Otros famosos como Jordi Évole o Hugo Silva, han utilizado sus redes sociales para pedir que el Open Arms tenga un puerto seguro en el que poner a salvo a los más de 100 migrantes rescatados del mar.

 

 

David Sassoli, el nuevo presidente de la Eurocámara, se ha estrenado políticamente con una carta pidiendo al todavía presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, "ayuda urgente y una distribución justa" de los 121 migrantes.