El rey de Arabia saudí, Salman bin Abdelaziz, recibe la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus

Publicidad

Vacuna coronavirus

El rey de Arabia saudí, Salman bin Abdulaziz, recibe la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus

El rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdulaziz, de 85 años, ha recibido la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus, por deseo expreso, dos semanas después de que lo hiciera su hijo y príncipe heredero, Mohamed bin Salman.

Salman bin Abdulaziz, rey de Arabia Saudí, ha recibido la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus a sus 85 años, dos semanas después de que lo hiciera su hijo y príncipe heredero, Mohamed bin Salman, en el marco de una campaña nacional, según informa la agencia oficial saudí SPA.

Manifiestan que ha recibido la vacuna, en la nueva ciudad de Neom, por deseo expreso para prevenir el virus. "Su iniciativa es una afirmación de que la política del reino radica en que la prevención siempre está antes del tratamiento", ha señalado el ministro de Salud saudí, Tawfiq al Rabiah.

La vacunación se ha producido el mismo día en el que Arabia Saudí ha anunciado que levantará todas las restricciones de viaje a partir del 31 de marzo.

El país recibió el primer cargamento de la vacuna de Pfizer-BioNTech el pasado 16 de diciembre. Por su parte, la campaña nacional de vacunación se dividirá en tres etapas. En la primera se vacunará a las personas más vulnerables, a los mayores de 65 años y a los que trabajan en los sectores más expuestos.

En la segunda etapa se vacunará a las personas mayores de 50 años y al resto de los trabajadores del sector sanitario. Por último, en la tercera etapa, será el turno de todos los residentes y los demás ciudadanos del reino.

Además, de acuerdo con el Ministerio de Salud saudí, el 70 % de la población que no estuvo expuesta al coronavirus será vacunada de forma gratuita antes de que acabe 2021, con el objetivo de volver a la normalidad. Hasta la fecha, en Arabia Saudí se han registrado más de 360.000 contagios por coronavirus y más de 6.000 fallecidos.

Publicidad