Protestas en Irán

La revolución de las mujeres iraníes: se quitan el pañuelo y se cortan el pelo exigiendo libertad

Miles de personas han tomado las calles en defensa de la libertad de la mujer tras los últimos episodios donde los hombres increpan e insultan a aquellas que no llevan bien puesto el velo islámico. Triunfa el lema 'mujer, vida y libertad'.

La revolución de las mujeres iraníes: se quitan el pañuelo y se cortan el pelo exigiendo libertad

La revolución de las mujeres iraníes: se quitan el pañuelo y se cortan el pelo exigiendo libertad Antena 3

Publicidad

En Irán ya son al menos 41 muertos los que han dejado las protestas por el fallecimiento de una joven de 22 años tras ser detenida por no llevar bien colocado el velo islámico. El Gobierno organizó este domingo nuevas marchas en apoyo del régimen pero nada ha parecido que frene la rabia en la calle.

La Unión Europea ha condenado el "injustificable e inaceptable" uso de la violencia frente a los manifestantes en Irán, la represión del régimen somete especialmente a las mujeres.

"¡Ponte el pañuelo!", dice un iraní mientras propina varios golpes a una mujer por no llevar bien puesto el velo, la mujer respondió "¿por qué me pegas?", desgraciadamente, esto es el pan de cada día en Irán y en muchos países musulmanes.

La 'policía de la moral' y los hombres acosan a las mujeres

La 'policía de la moral', los clérigos y los hombres acosan a las mujeres por la calle por no llevar bien puesto el velo: "¡Ponte el velo, sucia!", se puede ver en otro de los vídeos que circulan por las redes. No constante, parece que las cosas están cambiando poco a poco.

"Si te sientes provocado por el pelo de una mujer el problema lo tienes tú"

Recrimina una iraní a un hombre que la increpaba

"Si te sientes provocado por el pelo de una mujer el problema lo tienes tú. Intenta no mirar a las mujeres", dice una mujer a un hombre que la increpó. Las iraníes se enfrentan a sus represores, y no están solas, a su lado, hermanos, amigos, padres, vecinos...

Algo está cambiando en Irán

Ahora es más difícil que un hombre pegue a una mujer y que no haya una respuesta en la calle de los allí presentes: "Para la república islámica el hiyab es una herramienta de control para las mujeres, y a través de ellas para toda la sociedad", reconoce Masih Alinejad, activista y disidente iraní.

Bajo el lema 'mujer, vida y libertad', las iraníes se han quitado el pañuelo, se han enfrentado a la policía, han tomado las calles y se han cortado el pelo. Esta vez, la revolución la han organizado ellas, una protesta transversal que ha llegado a todas las clases sociales en todo el país y en el mundo entero.

Publicidad