Una niña de 4 años que fue secuestrada por su padre de Bélgica hace un año, se encuentra retenida por el grupo terrorista Al Qaeda. La madre intenta recuperarla sin éxito desde su desaparición.

Al Qaeda ha nombrado un tutor para hacerse cargo de la pequeña Yasmine, cuyo padre Mehdi Atid sustrajo a la pequeña de Bélgica hace un año para ir a combatir a Siria, donde habría al poco tiempo de llegar al país, según ha informado el diario flamenco 'Het Laatste Niews'. El padre, que fue liberado bajo condiciones en mayo de 2017, justificó llevarse a la menor a Siria para "educarla en las normas del islam", según el diario flamenco.

Las autoridades belgas y los servicios de seguridad del país siguen el caso pero aseguran no disponer de medios para repatriarla y descartan por ahora cualquier operación de rescate por el riesgo que podría tener para la menor. La madre trata desde hace diez meses de recuperar a la pequeña sin éxito.