Estados Unidos

Los restos de saliva de un sobre llevan a un hombre de 84 años a cadena perpetua por asesinatos de 1976

Raymand Vannieuwenhoven, de 84 años, ha sido condenado a dos cadenas perpetuas por los asesinatos de una pareja, Ellen Matheys y David Schuldes, en 1976. La saliva con la que el hombre selló un sobre ha permitido determinar que su ADN correspondía con el hallado en el semen de los pantalones de Matheys.

En resumen
  • Estos dos asesinatos estuvieron sin resolver durante más de cuatro décadas
  • Le pidieron que rellenase una encuesta sobre la calidad del servicio policial para conseguir su ADN
Condenado a cadena perpetua con 84 años por los restos de saliva de un sobre

Pixabay Condenado a cadena perpetua con 84 años por los restos de saliva de un sobre

Publicidad

Raymand Vannieuwenhoven, un hombre de 84 años, ha sido condenado por un tribunal del condado de Marinette (Wisconsin, EEUU) a dos cadenas perpetuas por los asesinatos de una pareja, Ellen Matheys y David Schuldes, en 1976, según Fox News. Cuando ocurrieron los hechos, Vannieuwenhoven tenía 39 años.

Un jurado ya había condenado a Vannieuwenhoven por dos cargos de asesinato por las muertes de Matheys y Schuldes en un campamento de una zona rural de Wisconsin.

Sin resolver durante más de 4 décadas

Estos dos asesinatos estuvieron sin resolver durante más de cuatro décadas. Aun así, los oficiales tenían como objetivo identificar una muestra de ADN y finalmente habrían conseguido rastros de semen en los pantalones que vestía Ellen Matheys el día del crimen, la cual habría sido agredida sexualmente.

Los restos se habrían cargado en la base de datos genealógica GEDmatch y coincidieron con la familia del hombre. Tras ello, obtuvieron muestras de ADN de los hijos de este para descartar su implicación en los hechos.

ADN hallado en un sobre

Una vez realizado este descarte, dos agentes quisieron obtener el ADN de Vannieuwenhoven y por ello organizaron una estrategia. Se acercaron a su casa y le pidieron que rellenase una encuesta sobre la calidad del servicio policial.

El hombre habría sellado el sobre de la encuesta con su saliva, la cual mandaron a un laboratorio. Allí, determinaron que el perfil de ADN correspondía con el hallado en el semen. Por ello, en 2019 fue detenido y acusado de dos cargos de homicidio. Sin embargo, el cargo de agresión sexual fue desestimado porque el plazo de prescripción habría expirado, según indica Fox News.

El juez James Morrison dictaminó que debido a la naturaleza "depravada" e "indescriptible" de los crímenes, las sentencias consecutivas eran apropiadas. Por su parte, la hija de Vannieuwenhoven testificó y manifestó que creía que lo único que se había demostrado fue que su padre tuvo una aventura.

"De todas las pruebas que conozco y he escuchado en este caso, no creo que haya ninguna razón para creer que el Vannieuwenhoven conocía siquiera a estos dos jóvenes. Por lo que puedo ver y decir, fueron seleccionados al azar", apuntó Morrison.

Publicidad