Un cachorro ha sido rescatado tras haber sufrido horribles torturas en Corea del Sur. Fue encontrado con rajas en las comisuras del hocico, le habían hecho la conocida como 'sonrisa de payaso', como la del villano de Batman.

El Golden Retriever, de seis meses, 'Bobby', tenía la boca atada con una cuerda y heridas en las patas cuando fue localizado hace una semana. Según publica Daily Mail, el can no podía comer ni beber. Además presentaba varias heridas quemadas e infectadas en sus patas.

Las personas que rescataron al animal creen que después de cortarle la boca, el cachorro también fue quemado deliberadamente con una pequeña pistola lanzallamas, porque tenía heridas abiertas en las piernas.

Los voluntarios del refugio que se han hecho cargo, We Love Dogs, recaudan ahora dinero para el tratamiento de Bobby, que ha sido sometido a una operación y cirugía con láser para curar sus heridas.

"Estábamos ansiosos por tratar a Bobby. Había muchos rastros de abuso en todo su cuerpo. Aunque fue lo suficientemente fuerte como para curarse de las muchas lesiones y enfermedades, necesitará mucho apoyo para volver a ser fuerte", asegura un portavoz del refugio.

"Estamos tratando de encontrar a la persona que le hizo esto. Hemos pedido a cualquier persona con información que nos contacte de forma anónima. El cachorro tiene mucha suerte de estar vivo y nos aseguraremos de que alguien cuide de él", añade.