Publicidad

Espías rusos

República Checa expulsa a 18 diplomáticos rusos acusados de espionaje

La República Checa ha informado que ha identificado a dos espías rusos como responsables de la explosión de un arsenal de armas en 2014. Por ello, el Gobierno del país ha decidido expulsar a un grupo de diplomáticos rusos acusados de espionaje.

Vuelven a saltar las alarmas por un supuesto acto del espionaje ruso. Y lo hacen sobre Anatoly Chepig y Alexander Mishkin, que ya eran los más buscados por intentar asesinar a un colega en Inglaterra. Ahora, además, la República Checa cree que también están detrás de la explosión de un arsenal en su país. Y por ese motivo ha expulsado de su país a un grupo de supuestos espías que se hacían pasar por diplomáticos. Rusia dice que toda esta acusación es infundada, y que tomará medidas similares.

Un suceso de 2014 del que ahora Praga acusa directamente a Moscú. El Gobierno los acusa de estar implicados en dos explosiones en depósitos de municiones en la ciudad de Vrbetice. Tanto el primer ministro checo como el Ministro del Interior de ese país han informado en una rueda de prensa de que el presidente de la República Checa, que está considerado pro-ruso, está totalmente de acuerdo con la decisión adoptada.

A los miembros 18 de la legación diplomática rusa , acusados de pertenecer a los servicios de inteligencia GRU y SVR de Rusia, se les ha dado 48 horas para abandonar el país. Además, la policía ha publicado las fotos de los sospechosos de las explosiones, ocurridas en octubre y diciembre de 2014. Una de ellas mató a dos personas.

Según la Policía checa, se trata de unos datos que han descubierto ahora. Han explicado que ambos entraron en el país en un vuelo regular procedente de Moscú el 13 de octubre de 2014 y después se desplazaron a Austria para volver a su país desde allí. El motivo de que provocaran la explosión es que en ese almacén había armas destinadas a Ucrania, en un momento en el este país y Rusia estaban en guerra.

Praga informará de lo sucedido

El primer ministro checo, Andrej Babis, ha dicho que "la República Checa es un Estado soberano y debe reaccionar de forma adecuada a estos descubrimientos sin precedentes". Además, según ha explicado ministro de Exteriores checo, Jan Hamacek, la República Checa dará explicaciones mañana lunes a la Unión Europea sobre lo que consideran un acto de sabotaje para evitar la exportación de armas a Ucrania.

En medio de esta escalada de tensiones con Rusia, Washington ha informado a través de la embajada norteamericana en Praga de que "Estados Unidos está en todo momento al lado de su aliado, la República Checa. Rusia debe afrontar las consecuencias de sus peligrosas actuaciones en suelo checo y estamos de acuerdo con los pasos que se han dado".

También se ha posicionado a favor de la República Checa el Reino Unido, territorio donde los dos sospechosos de la explosión de 2014 intentaron asesinar al exespía ruso Sergei Skripal en 2018.

Publicidad