Whitney Houston

El relato de cómo el guardaespaldas de Whitney Houston la encontró muerta en la bañera

Ray Watson ha hablado sobre el ataque de pánico que sufrió cuando encontró a la super estrella de la música muriendo en el baño hace 10 años.

El relato de cómo el guardaespaldas de Whitney Houston la encontró muerta en la bañera

Getty El relato de cómo el guardaespaldas de Whitney Houston la encontró muerta en la bañera

Publicidad

El guardaespaldas de Witney Houston, Ray Watson, ha revelado por primera vez cómo fue su experiencia al encontrar muerta a la cantante en una bañera de un hotel hace 10 años, el 11 de febrero de 2012, la noche antes de los premios Grammy.

Ray Watson fue el guardaespaldas personal de Whitney Houston durante 10 años, explica que la muerte de la cantante lo dejó completamente devastado. Además, asegura que sufrió una doble angustia cuando murió la hija de Houston, Bobbi Kristina Brown, tres años después.

El guardaespaldas de 70 años ha revelado la experiencia traumática que sufrió al 'Sunday Mirror': "Vi a Whitney en la bañera y entré en pánico. No sabría decir si estaba viva o muerta". "La saqué del agua y traté de revivirla. Entonces todo fue una locura. Fue lo peor que me ha pasado en la vida. Nunca lo olvidaré. Nunca".

Pánico durante el 11 de febrero de 2012

En apenas unos días se va a cumplir el décimo aniversario de la muerte de la gran cantante, Whitney Houston. Disfrutó de un enorme éxito durante su carrera, sin embargo, sucumbió en su lucha contra la adicción a las drogas y a la bebida.

Houston se hundió bajo el agua de su bañera tras un ataque cardiaco masivo causado por años de abuso de la cocaína, según probó la autopsia realizada. La cantante abusó también de marihuana y medicamentos recetados. Ray Watson comenta que "a veces, cuando pensaba que estaba drogada, lo adivinaba por su apariencia. Solo la observaba para ver si estaba bien, la observaba más de cerca".

"Nunca la vi consumir drogas, nunca le hablé de drogas y nunca se drogó frente a mí, por respeto. Nunca hablamos de eso y lo dejé pasar", agregaba Watson que encontró el cuerpo en la bañera de un hotel en Los Ángeles.

"Ella no murió en la bañera pero su vida normal acabó justo ahí. Había hablado con ella por teléfono la noche anterior. Estaba mal por su madre y era una situación muy triste. Su madre se había ido y ella estaba perdida en su mente", recordaba el guardaespaldas.

Publicidad