Aplausos a los sanitarios desde las ventanas

Publicidad

Coronavirus

Reino Unido recuperará el aplauso sanitario durante el confinamiento por coronavirus

Reino Unido recupera una de las tradiciones del inicio de la pandemia. Sus habitantes han decido volver a dedicarle un aplauso desde su balcón todos los jueves a los sanitarios y al personal esencial que lucha contra el coronavirus.

Los británicos vuelven a estar confinados en sus casas debido al repunte de los contagios de coronavirus. De ahí, que recuperen una de las tradiciones de los primeros meses de la pandemia. Volverán a aplaudir desde sus balcones para homenajear a los sanitarios y al resto de trabajadores esenciales.

Reino Unido recupera así, su iniciativa de la pasada primavera en la primavera 'Clap For de Heros'. Una idea que ha sido calificada de "hipócrita" en vista de que "mucha gente no cumple las medidas de seguridad para evitar contagios de coronavirus.

Gemma, una trabajadora esencial ha confesado que tiene "sentimientos encontrados" con la nueva tanda de aplausos programada para cada jueves a las 20:00 horas. "Yo aplaudí durante la primavera, pero ahora no pienso volver a hacerlo porque se ha politizado todo", lamenta, convencida de que "hay mejores maneras de apoyar al sistema sanitario".

Mick, un jubilado británico es de la misma opinión: "Estoy harto de tener que aplaudir. El verdadero problema es que los hospitales están colapsados porque no tienen dinero. Sabíamos que iba a pasar, y el Gobierno no ha hecho nada", asegura.

En redes sociales, el enfermero Matt Tacey, de la organización 'Nurses United UK' ha colgado una encuesta a través de la que recogió opiniones muy dispares sobre el nuevo aplauso sanitario, que aspira a "unir otra vez a todo el país", según la web de la iniciativa social. Algunos aseguran que se sumarán a la convocatoria porque "no está impulsada ni pagada por el Gobierno", de manera que puede ser a la vez un "símbolo de protesta y de aprecio". Además, puede servir para dar un buen ejemplo a los niños.

A pesar de que los promotores del aplauso insisten en que no tiene un vínculo político, muchos detractores comentan que es un acto "condescendiente", confundido por las autoridades con "una manera de pagar las horas extra que han trabajado los sanitarios".

Por eso, el enfermero Matthew Tovey creó durante la primera ola de contagios una petición en Change.org, titulada "Los aplausos no pagan las facturas", para reclamar al Parlamento británico subir un 15 % el sueldo al personal del servicio público de salud. La propuesta, que acumula más de 470.000 firmas, pide a los ciudadanos que, aunque "el amor mostrado con los aplausos fue tremendo", ahora "presten su voz" para pedir mejores condiciones laborales al primer ministro británico, Boris Johnson, quien también salió a aplaudir el año pasado.

Publicidad