El Gobierno de Reino Unido se está planteando recuperar las sanciones contra Irán que fueron retiradas por el acuerdo nuclear firmado en 2015, en respuesta a la captura del petrolero británico 'Stena Impero' en el estrecho de Ormuz por parte del ejército iraní.

Reino Unido considera "inaceptable" la detención del 'Stena Impero'.

La autoridades del Reino Unido han publicado un mapa en las redes sociales para demostrar que el petrolero británico fue capturado por el ejército iraní en aguas de Omán. Londres denuncia que Teherán ha violado las leyes internacionales, por lo que pretenden incluir sanciones tanto diplomáticas como económicas, e incluso pedir a la ONU y la Unión Europea que reactiven sus sanciones contra Irán. El ministro de Defensa, Tobias Ellwood, asegura que están considerando "una serie de opciones".

 

Reino Unido es uno de los firmantes del acuerdo nuclear alcanzado en 2015 por las principales potencias mundiales e Irán se compromete a limitar el desarrollo militar de su industria atómica a cambio de la retirada progresiva de las sanciones internacionales. No obstante, Irán amenazó con desobedecer el acuerdo e ir desvinculándose del mismo progresivamente.

Por su parte, el embajador de Irán en Londres, Hamid Baeidinejad, asegura en su cuenta de Twitter que "Irán es firme y está preparado para diferentes escenarios".

 

Irán asegura que la tripulación del petrolero británico se encuentra sana y salva y advierten que el destino del petrolero británico dependerá de la buena cooperación de los tripulantes en la investigación sobre las "causas" del supuesto choque con un barco pesquero.