120.00

Publicidad

Coronavirus

Reino Unido cierra todos los colegios desde el viernes

Boris Johnson explicó que los hijos de sanitarios, policías, repartidores de alimentación y asistentes sociales podrán continuar asistiendo a los centros.

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, anunció el cierre de los colegios del país a partir del viernes, hasta nuevo aviso, para frenar la expansión del nuevo coronavirus.

Johnson detalló que los hijos de sanitarios, policías, repartidores de alimentación y asistentes sociales podrán continuar asistiendo a los centros. Advirtió además de que los niños no deberían quedarse al cuidado de sus abuelos o de personas de avanzada edad, "particularmente vulnerables" al Covid-19, enfermedad de la que se han detectado hasta ahora 2.626 casos en el Reino Unido (676 más que ayer) y ha dejado 104 muertos.

Antes del anuncio del jefe de Gobierno, las regiones de Escocia, Gales e Irlanda del Norte ya habían avanzado su intención de clausurar los colegios esta semana -una medida que será inmediata para los alumnos del Úlster-. Johnson, que ha recibido críticas por una respuesta a la epidemia aparentemente menos agresiva que en otros países europeos, aseguró que continuará tratando de tomar las medidas "adecuadas en el momento oportuno", siguiendo "el mejor consejo científico".

El primer ministro aseguró que clausurar las escuelas tiene un "valor limitado a la hora de ralentizar la expansión" del virus, "en parte porque los colegios son entornos muy seguros en esta epidemia, en la que los niños y los jóvenes son mucho menos vulnerables". Mantenerlas abiertas hasta ahora reducía la "presión en la sanidad pública y otros servicios" y facilitaba que muchos trabajadores pudieran continuar desarrollando su labor, aseguró.

"Siempre hemos dicho que manteníamos nuestro plan bajo constante revisión. Ahora, viendo la curva de la enfermedad, debemos aplicarle algo más de presión a la baja cerrando las escuelas", indicó en una rueda de prensa que ofreció junto a sus consejero científico, Patrick Vallance.

Publicidad