Contagios en Reino Unido

El Reino Unido, en alerta por una nueva ola de contagios por la variante india

La variante india del coronavirus ha azotado especialmente al Reino Unido y está provocando una nueva ola de contagios en el país. Los expertos aconsejan frenar la desescalada y retrasar el levantamiento de las restricciones.

Publicidad

El Reino Unido tiene previsto levantar todas sus restricciones contra la COVID-19 a partir del 21 de junio. Sin embargo, una nueva ola de contagios provocada por la variante india podría llevar a las autoridades a frenar su desescalada.

Uno de los asesores del Gobierno de Boris Johnson, Ravi Gupta, ha explicado en 'Radio 4' de la 'BBC' que el Reino Unido se encuentra "al borde" de una nueva ola de contagios de coronavirus, impulsada especialmente por la variante india que ha azotado gravemente al país. Los británicos ya se recuperaban de la tercera ola y habían comenzado su desescalada.

Sin embargo, el fin de las restricciones puede verse truncado. De hecho, Gupta ha aconsejado "posponer" el levantamiento de las restricciones y ha advertido que, "aunque el número total de nuevas infecciones es relativamente bajo", gracias al ritmo de vacunación en el país, los casos positivos en coronavirus están creciendo "de manera exponencial" y "al menos tres cuartos de ellos son de la nueva variante".

Reino Unido impulsa la vacunación para luchar contra la variante india

Hace unas semanas, el Gobierno británico decidió impulsar la vacunación contra la COVID-19 por la propagación de la variante india del virus.

Para luchar contra la variante india, el equipo de Johnson centró sus esfuerzos en la estrategia de vacunación. Este fin de semana se ha intensificado el programa de vacunación en las áreas del norte, donde más contagios se han registrado en los últimos días.

Pero, pese a ser el segundo país del mundo con más población vacunada de al menos una dosis, el incremento de los contagios por la COVID-19 -el jueves pasado se anunció que un aumento del 160% respecto a la semana anterior- ha llevado al Gobierno británico a pedir a sus ciudadanos que limiten sus viajes a lo imprescindible, especialmente en las zonas más afectadas por la variante.