SEGÚN FUENTES POLICIALES

SEGÚN FUENTES POLICIALES

Al menos 22 muertos y 59 heridos en una explosión en un concierto de Ariana Grande en el Manchester Arena

Un atentado terrorista en el Manchester Arena ha dejado un balance oficial de 22 muertos, entre ellos varios niños, y 59 heridos cuando terminó un concierto de Ariana Grande al que asistieron alrededor de 21.000 personas. La Policía británica ha asegurado que se trata de un ataque perpetrado por un suicida.

Seguro que te interesa

Al menos 22 personas han muerto y 59 han resultado heridas en una explosión registrada junto al estadio Manchester Arena, en el norte de Inglaterra, donde concluía en la noche del lunes un concierto de la cantante Ariana Grande, a menos de tres semanas de las elecciones generales del Reino Unido. El jefe de la Policía de Mánchester, Ian Hopkins, ha afirmado que el atacante "portaba un artefacto explosivo improvisado que activó, causando esta atrocidad".

La Policía británica ha asegurado que se trata de un ataque perpetrado por un suicida. "Hemos estado tratando esto como un incidente terrorista y creemos que el ataque la pasada noche fue realizado por un solo hombre. La prioridad es determinar si estaba actuando solo o era parte de una red. El autor del ataque, puedo confirmarlo, murió en el estadio. Creemos que el autor del ataque llevaba un artefacto explosivo improvisado que activó, causando esta atrocidad", ha asegurado en un comunicado el jefe de la Policía de Mánchester.

"Este ha sido el más horroroso incidente que hemos tenido que afrontar en Mánchester y algo que todos esperábamos no ver nunca. Familias y muchos jóvenes habían salido para disfrutar un concierto en el Manchester Arena y han perdido sus vidas", ha afirmado el comisario jefe de Mánchester.

El responsable policial ha subrayado que sus pensamientos están con los 22 fallecidos en el ataque y con las 59 personas que han resultado heridas. "Continuamos haciendo todo lo que podemos para apoyarlos. Están siendo tratados en ocho hospitales de Mánchester", ha añadido.

Hopkins ha dicho que hay en marcha una investigación y que la Policía ha desplegado "importantes recursos" para las indagaciones y para realizar "patrullas visibles" en la zona de Mánchester. El despliegue incluirá "agentes armados". En la operación policial desarrollada tras el ataque en la noche del lunes al martes se han desplegado más de 400 agentes.

El incidente, que se produjo sobre las 21,30 horas GMT frente a la entrada del recinto donde se congregaban unas 21.000 personas, ha sido calificado por la primera ministra británica, Theresa May, como un "atroz ataque terrorista".

May presidirá una reunión del comité de emergencias Cobra este martes por la mañana, sobre las 08.00 GMT, para abordar el suceso con miembros del Gobierno y altos cargos de las fuerzas de seguridad e inteligencia. La líder del Partido Conservador anunció además que suspenderá los próximos actos de la campaña para los comicios generales adelantados al 8 de junio. Tras notificarse dos explosiones consecutivas, los servicios de emergencia, junto con numerosas ambulancias, se desplazaron a los alrededores del estadio, en el que se habían agotado todas las entradas para escuchar a la cantante estadounidense. "Rota. Desde el fondo de mi corazón, lo siento mucho. No tengo palabras", afirmó la estrella del pop en un mensaje de Twitter.

Los servicios de trenes fueron suspendidos en la estación Victoria de Mánchester, que está junto al estadio, y todas las líneas se cortaron tras el suceso. Los testigos que asistían al concierto describieron a los medios locales escenas de pánico tras escuchar una "enorme explosión" y en la red se colgaron vídeos que mostraban a la gente gritando y huyendo, y algunos cuerpos tumbados en el suelo. "Todo el mundo estaba gritando y corriendo, el suelo estaba repleto de abrigos y teléfonos móviles. La gente simplemente lo arrojaba todo", relató a la BBC Robert Tempkin, de 22 años. La Policía confirmó, por su parte, que estaba dedicando "amplios recursos" al incidente, entre ellos artificieros y expertos en ataques terroristas.

Un portavoz del estadio Manchester Arena afirmó que la explosión se produjo "fuera del recinto", en el "espacio público" cuando "la gente estaba abandonando el espectáculo". La policía británica llevó a cabo posteriormente una "explosión controlada" en las inmediaciones del Manchester Arena, al detectarse un objeto sospechoso, pero finalmente se constató que no se trataba de material explosivo. La detonación se produjo en los jardines de Cathedral Gardens, frente a la estación de tren de Victoria y el recinto deportivo.

"Los agentes que llevaron a cabo la explosión controlada por precaución en Cathedral Gardens confirman que era ropa abandonada", afirmó un portavoz de la policía británica minutos después. Las declaraciones de los políticos no se hicieron esperar, la primera ministra británica condenó el "atroz ataque terrorista" y expresó su solidaridad con las víctimas y las familias de los afectados. "Estamos trabajando para establecer todos los detalles" de lo ocurrido, dijo May en un comunicado, mientras que el líder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, envió asimismo sus condolencias a las víctimas. "Terrible incidente en Manchester. Mis pensamientos están con todos aquellos afectados y con nuestros magníficos servicios de emergencias", afirmó en Twitter el dirigente de la oposición.

El líder del Partido Liberaldemócrata, Tim Farron, condenó por su parte el "horrible" ataque contra "niños y jóvenes que simplemente estaban disfrutando de un concierto". También la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, censuro el "terrible" siniestro y se solidarizó con las víctimas. "Noticias desgarradoras desde Mánchester. Mis pensamientos están con aquellos que han perdido a seres queridos o que han resultado heridos en este ataque tan terrible", afirmó Sturgeon. El alcalde de Mánchester, el laborista Andy Burnham, lamentó la que ha sido "una noche terrible".

"Mi corazón está con las familias que han perdido a sus seres queridos y mi admiración con los valientes servicios de emergencias. Ha sido una noche terrible para nuestra gran ciudad", afirmó Burnham. Particulares y hoteles ofrecen en Mánchester, a través de internet, habitaciones a los asistentes al concierto de Ariana Grande. En Twitter, la etiqueta "RoomForManchester" ("Habitación para Mánchester") se ha convertido en uno de los temas más comentados en la popular red social, en la que miles de usuarios han publicado sus anuncios de ayuda. Además, muchos taxistas de la ciudad se han acercado a los aledaños del recinto para ofrecer viajes gratis a los asistentes

Redacción / Agencias | Madrid | 23/05/2017

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.