Ya sabemos que España está catalogada como el país más sano del mundo, una de las razones es el sistema de sanidad pública y otro es nuestra dieta mediterránea. Consta que nuestra alimentación es reconocida muldialmente y lo podemos comprobar en un artículo del medio The Washington Post donde nos habla de la gran variedad que existe en nuestro país para cocinar unos huevos.

El periodista Jeff Koehler cuenta en un artículo cómo descubrió un nuevo mundo culinario al comprobar que en España los huevos no eran un desayuno, más bien era parte de un almuerzo o una cena. Reconoce que el primer plato que probó fue la tortilla española, y eso sí, con cebolla como bien detalla. Aunque no lo hizo solo, su cuñado español le enseño a dejarla poco hecha para que quedara más jugosa, y le dio un sabio consejo: "Si el fondo se pega, estás en serios problemas".

Poco después, reconoce, su suegra le enseño a hacerlas con diferentes ingredientes como con espinacas o berenjenas. No obstante, considera que los platos cocinados con huevos no se quedan en las tortillas. También lo comprobó en los revueltos, admitiendo que son más fáciles de hacer que las tortillas.

Tenemos huevos para todo tipo de platos, como bien reconoce el periodista, desde un huevo duro añadido a un buen gazpacho en verano como unos huevos fritos. Lo importante es saber combinarlo, y así lo ve con los huevos estrellados sobre patatas fritas y cubiertos por jamón ibérico.

También te puede interesar...

España se alza en los ránking como el país más sano del mundo: "El aceite de oliva es fundamental"

El consumo moderado de cerveza y una dieta mediterránea podría reducir la mortalidad por enfermedades cardiovasculares