Manuel se llevó una sorpresa cuando abrió el ataúd en el que supuestamente estaba el cuerpo de su hijo fallecido. En su lugar estaba un montón de bolsas de basura y plásticos. Ha ocurrido en la comunidad de El Limonar en la localidad de Ocosingo, en México. Al parecer, el bebé había nacido en su casa pero sufrió una complicación justo después de nacer. La familia fue primero al hospital de Santo Domingo de Ocosingo y después al hospital General de Palenque en Chiapas, donde el pequeño falleció. El padre fue a este hospital a recoger el cuerpo de su hijo pero recibió el ataúd lleno de bolsas de plástico.

No se sabe lo que pasó desde que murió el bebé, a las 11 de la mañana hasta las 14:10 cuando Manuel fue a recoger los restos de su hijo. Los familiares reclamaron al centro pero no obtuvieron respuesta. La Secretaría de Salud investigará los hechos y sancionará a los responsables.