Tiroteo Nueva York

Publicidad

Suceso

Recaudan 300.000 dólares para el padre que salvó a sus tres hijos de un tiroteo en Nueva York

Una amiga cercana de la familia abrió un crowdfunding para ayudar a este padre que usó su cuerpo como escudo humano para salvar a sus hijos en un tiroteo. El padre fue herido en una pierna y perdió sus dos trabajos por incapacidad. Ahora afronta facturas médicas que podrá abonar con lo recaudado.

Anthony Jefferson, de 39 años, estaba sentado esperando en la sala de exposiciones de un concesionario en el barrio neoyorquino del Bronx con sus tres hijos. Estaban de compras, buscaban un regalo para el cumpleaños de la madre, hablando con sus tres hijos, cuando de repente, tres asaltantes entraron a tiros en el concesionario.

Anthony reaccionó rápidamente, protegiendo a sus hijos, tirándolos al suelo y tapándoles a modo de escudo protector con su propio cuerpo. Logró salvar a sus hijos, de 6, 5 y dos años pero recibió un disparo. Fue herido en un pie y perdió sus dos trabajos, como pintor y en la construcción. Ahora la comunidad le ha devuelto el favor.

Una recaudación para salvarle la vida

Salvó a sus tres hijos, recibió un tiro y acabó perdiendo sus dos trabajos, como pintor y en la construcción. La cojera después de recibir el alta hospitalaria no le permitía regresar a los antiguos trabajos. Son físicos así que perdió ambos empleos.

Ante el drama de esta familia de Nueva York, una amiga decidió abrir un crowdfunding para ayudar al 'papá héroe'. Y la sorpresa ha sido mayúscula. La historia ha enternecido a los internautas porque el proyecto de ayuda alcanza ya los 300.000 dólares.

Los hijos de Jefferson todavía no han superado el trauma del tiroteo. Salen de casa con miedo, aterrorizados según relatan varios medios locales. "¿Por qué dispararon a papá?" afirma uno de ellos. Los padres esperan que sus hijos puedan acudir a un psicólogo infantil cuanto antes.

Con los 300.000 dólares recaudados que continúan aumentando Anthony Jefferson podrá pagar las múltiples facturas médicas que tiene pendiente y hacer frente a los difíciles meses que tiene por delante, esos sí, con sus tres hijos con vida.

Publicidad