LOS TERRORISTAS SE HAN ATRINCHERADO

Los rebeldes sirios entran en Manjib y se preparan para la batalla final contra Daesh

Han conseguido este avance con la ayuda de los bombardeos de la coalición internacional que lidera Estados Unidos,

Publicidad

La coalición kurdo-árabe que forman las Fuerzas Democráticas de Siria han conseguido entrar ayer viernes en la ciudad de Manbij, en manos de Daesh, donde se han hecho con el control de un almacén de trigo a las afueras y de una glorieta a menos de dos kilómetros al sur del centro de la ciudad.

Las fuerzas rebeldes han conseguido este avance con la ayuda de los bombardeos de la coalición internacional que lidera Estados Unidos, tras semanas después del inicio de una ofensiva contra las posiciones yihadistas en Manjib y otros territorios a lo largo de la frontera entre Turquía y Siria.

Según la ONG Observatorio para los Derechos Humanos, con fuentes en el interior de Siria, los rebeldes han conseguido controlar el perímetro de la ciudad y cortado las líneas de suministro de Daesh, aunque la coalición internacional ha advertido de que la batalla por la ciudad será larga y difícil.

Los yihadistas, prevenidos por la aparición de las fuerzas rebeldes, han tenido semanas para atrincherarse dentro de Manjib, mientras los rebeldes han esperado a realizar cualquier tipo de incursión a la espera de que la población civil terminara de abandonar la ciudad.

Publicidad