Rusia

Un rapero ruso, en la televisión estatal: "Los soldados son enviados al matadero como si fueran ganado"

El rapero ha criticado con dureza a la cadena de televisión que le había invitado al programa, asegurando que se dedica a la propaganda.

Publicidad

La guerra entre Rusia y Ucrania continúa cosechando episodios tanto dentro como fuera del campo de batalla. Por un lado, el ejército de Vladimir Putin está en pleno combate contra el ucraniano y ya tiene, prácticamente la mitad de la región de Donetsk. Sin embargo, el mandatario ruso también tiene que hacer frente a las sanciones por parte de Occidente... y a aquellos rusos contrarios a la "operación militar especial".

En este sentido, se han producido muchas muertes y desapariciones misteriosas de empresarios y oligarcas rusos que habían manifestado su oposición a la guerra. No muchos son los que se atreven a expresarse, y los que lo hacen suelen sufrir las consecuencias, como los múltiples manifestantes detenidos.

Un rapero ruso asegura que los soldados son "enviados al matadero"

Menos habitual es escuchar una opinión contraria al conflicto en la televisión estatal del país, utilizada por Putin para llevar a cabo su propaganda y blanquear, de cara a los ciudadanos, una guerra injustificable. No obstante, recientemente, un rapero ruso que había sido invitado a una de estas cadenas de televisión públicas ha condenado rotundamente la guerra.

"Ustedes se dedican a la propaganda, pero yo digo la verdad: la gente es enviada al matadero como si fueran ganado", ha aseverado, ante la incredulidad de los presentadores. La cadena de televisión ya ha hecho saber que no volverá a invitarle al programa.

Ya en los primeros días de conflicto, una mujer, Marina Ovsyannikova, se armó de valor para salir en pantalla, en medio del informativo de otra cadena estatal, para pedir fin a la guerra, con un cartel en el que se podía leer: "Paren la guerra, no os creáis la propaganda, os están mintiendo".

Esa acción, sumada a una violación de los términos de su arresto domiciliario, han hecho que, a día de hoy, se encuentre en busca y captura. Después de pasar un tiempo en Alemania para seguir protestando, volvió a Rusia y fue condenada a arresto domiciliario hasta el 9 de octubre, pero escapó junto a su hija.

Publicidad