El príncipe Harry y Meghan Markle en su entrevista con Oprah Winfrey

Publicidad

Entrevista Meghan y Harry

Racismo, envidias y persecución protagonizan la entrevista de Meghan Markle y el príncipe Harry emitida por primera vez en España

Meghan Markle ha confesado que durante el tiempo que pasó con la familia real británica tuvo y, junto al príncipe Harry, ha denunciado racismo en la institución monárquica británica.

La entrevista de Meghan Markle y el príncipe Harry con Oprah Winfrey ha marcado un antes y un después en la Casa Real Británica. Los duques de Sussex han contado su verdad sobre la relación que mantienen con la reina Isabel II y el resto de la familia dejando titulares que pueden hacer temblar los cimientos de cualquier trono.

Superando todas las expectativas que días antes habían rodeado a la entrevista, entre las revelaciones más impactantes se encuentra el calvario que según confesaron fue víctima Meghan durante el embarazo de su hijo Archie. Además, el matrimonio ha revelado el sexo del bebé que esperan, rompiendo una tradición en la familia real británica, que espera hasta el día del nacimiento de la criatura para anunciar su sexo.

La duquesa de Sussex, Meghan Markle, ha confesado en una esperada entrevista que durante el tiempo que pasó con la familia real británica tuvo pensamientos suicidas, mientras que también, junto al príncipe Harry, ha denunciado racismo en la institución monárquica británica y ha hecho una comparación entre su situación y la de la princesa Diana.

La duquesa también ha confesado sentirse "aislada, solitaria y carente de apoyo", algo que motivó sus pensamientos de acabar con su propia vida, mientras que ha revelado que dentro de la familia real hubo preocupación por "cuán oscura sería la piel de Archie cuando naciera", debido a la ascendencia de raza mixta de Meghan.

Meghan ha hablado de los rumores sobre su relación con la duquesa de Cambridge, para asegurar que la historia "fue al revés", y que fue Kate quien la hizo llorar antes de su boda, un episodio que la duquesa ha considerado como el comienzo "del asesinato de mi 'personaje'" en la sociedad británica.

Por su parte, Harry ha justicado la decisión de abandonar la Casa Real por miedo a que "la historia se repita", en referencia a su madre, la princesa Diana, y por la "falta de apoyo y comprensión", mientras que ha confesado sentirse atrapado "dentro del sistema", como también lo están su padre y su hermano.

Publicidad