Invasión rusa de Ucrania

¿Quién es Víktor Yanukóvich? Su figura es clave para entender la invasión desatada por Rusia contra Ucrania

Víktor Yanukóvich fue presidente de Ucrania entre 2010 y 2014, y un fiel aliado de Rusia. Ahora sancionado por la UE, su papel fue clave para la guerra desatada actualmente en el este de Europa.

El entonces presidente de Ucrania, Víktor Yanukóvich, en una reunión con el mandatario de Rusia, Vladímir Putin, en el año 2011.

El entonces presidente de Ucrania, Víktor Yanukóvich, en una reunión con el mandatario de Rusia, Vladímir Putin, en el año 2011. Gobierno de Rusia

Publicidad

La Unión Europea ha anunciado nuevas sanciones por la guerra en Ucrania, que ahora han sido aplicadas contra Víktor Yanukóvich y su hijo. Ambos han sido incluidos dentro de la 'lista negra' que la Unión Europea ha creado para incluir a personas, empresas y organizaciones que hayan sido clave en la invasión rusa de Ucrania iniciada el pasado 24 de febrero de 2022. Y, precisamente, la figura de Yanukóvich es clave para entender cómo se ha llegado hasta la guerra.

Este hombre, que fue primer ministro ucraniano en dos ocasiones, vio sacudido su mandato por la conocida como 'Revolución Naranja' en el año 2004, encabezada por la política ucraniana Yulia Timoshenko, y que denunciaba un fraude electoral que le había llevado al poder. Tras caer, volvería al cargo dos años más tarde, erigiéndose como una de las caras más conocidas en la política ucraniana, pero, también más tendentes al autoritarismo.

En 2010, Yanukóvich inició su mandato como presidente del país, pero apenas duró dos años siendo bien valorado por los ciudadanos. En 2012, ordenó arrestar a Yulia Timoshenko, que terminó siendo condenada a siete años de prisión, un suceso condenado por todos los países occidentales, y que lo achacaron a una jugada a nivel político para imponer un régimen en Ucrania. Todo ello se produjo cuando Ucrania tenía acordado un Acuerdo de Asociación con la Unión Europea, quien solicitaba liberar a Timoshenko para firmar el acuerdo.

El Euromaidán, antítesis de la guerra

En 2014, Yanukóvich, ya reconocido como un ferviente prorruso, vio al pueblo ucraniano alzarse en lo que se llamó el 'Euromaidán', después de que el presidente renunciara finalmente al acuerdo con la Unión Europea y mantuviera encarcelada a Timoshenko. Los ucranianos que se rebelaron exigían que se liberara a su rival política y que se alejara de la esfera de Rusia, temiendo que las pretensiones de Vladímir Putin fueran más allá de tener a un 'títere' gobernando Ucrania.

Siendo consciente de que ya no aguantaría mucho más como presidente, Yanukóvich huyó de Ucrania en la noche del 21 de febrero, exactamente ocho años antes de que Putin reconociera la independencia de Donetsk y Lugansk. Al día siguiente, la Rada Suprema de Ucrania lo destituyó del cargo, Yulia Timoshenko fue liberada de la cárcel y Yanukóvich, que había escapado por Rusia y estaba protegido por Putin, dijo que seguía siendo el presidente ucraniano y que le habían derrocado por un golpe de Estado.

Al mes siguiente de caer Yanukóvich, Rusia invadió Crimea, en el este de Ucrania, y ello supondría el germen de una guerra que estallaría totalmente en 2022 con la invasión rusa de todo el país. Desde Rusia, Yanukóvich, que sigue allí, instó el pasado mes de marzo, ya comenzada la guerra en toda Ucrania, instó al presidente Volodímir Zelenski a "poner fin a toda costa al derramamiento de sangre y lograr un acuerdo de paz" con Rusia.

Publicidad