Polémica visita

¿Quién es Nancy Pelosi y qué supone su visita a Taiwán?

La visita de Nancy Pelosi a Taiwán ha aumentado la tensión entre EEUU y China, pero, ¿quién es y por qué se encuentra ahora en el punto de mira?

Publicidad

Nancy Pelosi es la actual presidenta de la Cámara de los Representantes de los Estados Unidos. Marcó un antes y un después en la historia del país, pues se convirtió en el año 2007 en la primera mujer al frente de ese cargo, el 3º más importante de la Democracia estadounidense.

Pelosi es miembro del Partido Demócrata y congresista en la Cámara de los Representantes desde 1987. El 4 de enero de 2007, con 67 años, logró convertirse en la primera (y por el momento única) mujer en ocupar la presidencia de la Cámara. Estuvo en el cargo hasta el año 2011, cuando el Partido Republicano logró obtener la mayoría tras los resultados electorales de 2010. No obstante, años después, con la victoria de los demócratas en las urnas, la política logró ser reelegida en 2018 como presidenta, puesto que por el momento sigue ostentando.

La dirigente, que logró ser también pionera en el liderazgo de su partido en la Cámara, fue una de las grandes opositoras a la Guerra de Irak: en 1991 votó en contra de la autorización del uso de la fuerza allí y en 2007 escribió una carta al presidente George Walker Bush oponiéndose al despliegue de más soldados estadounidenses. Pidió un plan que promoviese "redesplegar responsablemente" las tropas de EEUU.

"Nuestras tropas y el pueblo estadounidense ya han sacrificado mucho por el futuro de Irak. Después de casi cuatro años de combate, decenas de miles de bajas estadounidenses y más de 300.000 millones de dólares, es hora de poner fin a la guerra", recogía la carta conjunta con el por entonces líder de la mayoría del Senado, Harry Reid.

Hace tan solo unos meses, Nancy Pelosi también acaparó la atención internacional con una visita sorpresa a Ucrania. La 3ª persona con más fuerza de EEUU recalcó en su visita a Kiev que Washington apoyaría a Ucrania "hasta obtener la victoria".

Con esta visita, se convertía en la dirigente estadounidense de mayor rango en visitar el país en guerra tras la invasión de Putin en febrero.

¿Qué supone su visita a Taiwán?

La visita de Pelosi a Taiwán supone un aumento de la tensión entre EEUU y China. Este último país, que actualmente no tiene relaciones oficiales con Taiwán, asegura que se busca socavar la soberanía, la integridad y el ascenso de China como una de las principales potencias mundiales.

La alta dirigente estadounidense desoyó las exigencias de China, que pedía que esta visita no se realizase, y acudió a la isla. Ayer aterrizó y hoy ha sido condecorada por el Gobierno, presidido por Tsai Ing-wen, por el "apoyo" al territorio.

El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby, aseguró que con esta visita no se producía "ninguna violación o problemas de soberanía", aunque desde China aumentan la tensión con el despliegue de tropas para realizar maniobras con fuego real y algunas sanciones económicas a Taiwán.

"Nos gustaría decir a Estados Unidos una vez más que China está a la espera, que el Ejército Popular de Liberación chino nunca se quedará de brazos cruzados y que China adoptará respuestas decididas y contramedidas contundentes para defender su soberanía e integridad territorial", advirtió el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Zhao Lijian.

La mayoría de los analistas internacionales, tal y como ha explicado Sara Romero, jefa de Internacional en 'Antena 3 Noticias', coinciden en que quizás no era el mejor momento teniendo en cuenta el contexto de tensión global con la invasión rusa en Ucrania.

China y Taiwán tienen suspendidas sus relaciones desde 1949. Este último país es considerado por el gigante asiático como la "provincia rebelde" (consideran a la isla como parte de su territorio), pues ha declarado su independencia y, además, cuenta con el apoyo de la UE y EEUU.

Ahora, este movimiento supone un aislamiento por parte de China a Taiwán, cuyas autoridades ya están manteniendo relaciones con Japón para, por ejemplo, poder abrir nuevas rutas aéreas: el motivo, por allí pasa una cuarta parte del comercio mundial, tal y como apunta Romero.

Publicidad