EN CAROLINA DEL NORTE

Queda en libertad un hombre que pasó 43 años en prisión por unas pruebas manipuladas

Charles Ray Finch, de 81 años, llegó a estar en el corredor de la muerte tras ser acusado del asesinato de un hombre. Ahora, tras salir a la luz que hubo manipulación en las pruebas que le inculparon, ha sido puesto en libertad.

El hombre tras ser liberado

Publicidad

EN CAROLINA DEL NORTE

Queda en libertad un hombre que pasó 43 años en prisión por unas pruebas manipuladas

Charles Ray Finch, de 81 años, llegó a estar en el corredor de la muerte tras ser acusado del asesinato de un hombre. Ahora, tras salir a la luz que hubo manipulación en las pruebas que le inculparon, ha sido puesto en libertad.

Un hombre de Carolina del Norte, que llegó a estar en el corredor de la muerte por el asesinato de un comerciante, ha sido declarado inocente tras pasa más de 40 años en la cárcel. Charles Ray Finch, de 81 años, fue liberado el mes pasado de la prisión de Greene Correctional Institution.

Según publica Daily Mail, Charles fue declarado culpable de asesinato en primer grado por la muerte de Richard Holloman, quien recibió un disparo en una tienda el 13 de febrero de 1976 en un intento de robo. Originalmente fue condenado a muerte, pero la Corte Suprema del estado redujo su sentencia a cadena perpetua después de que se dictaminara que la ley de pena de muerte de Carolina del Norte era inconstitucional.

En enero, un tribunal de apelaciones dictaminó que la evidencia arrojaba dudas sobre la condena por asesinato de Charles Ray Finch. Se descubrió que los agentes de policía que se encargaron del caso manipularon las pruebas para poder inculparle.

El testigo que identificó a Charles Ray Finch dijo que el asesino llevaba puesta una chaqueta. Un detective hizo que Charles usara un abrigo en la identificación de los sospechosos, y él era el único que llevaba un abrigo en esa alineación.

El 4º Tribunal de Circuito de Apelaciones de EEUU dictaminó en enero que era poco probable que los jurados hubieran condenado a Finch si hubieran sabido del error en la identificación y las preguntas sobre el testimonio de testigos clave.

El 23 de mayo, el Juez del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos, Terrence Boyle, ordenó la liberación de Finch. Fue puesto en libertad ese mismo día, dejando la prisión en una silla de ruedas. Fue recibido por familiares y abogados que lo llevaron a su casa de Wilson.

Publicidad