Publicidad

Jerusalén

¿Por qué ha vuelto la tensión entre israelíes y palestinos?

El Día de Jerusalén, el esfuerzo legal por echar a los palestinos de sus hogares y el Ramadán son las tres claves para comprender los conflictos que suceden de nuevos entre israelíes y palestinos.

Desde el pasado lunes, Jerusalén vive una nueva escalada de violencia entre palestinos y fuerzas de seguridad israelíes que deja día tras día centenares de heridos. Todo ello se ha intensificado desde que en la madrugada del lunes al martes militantes palestinos lanzaran más de 400 cohetes desde Gaza a Jerusalén.

Jerusalén vive desde el fin de semana los peores disturbios de este tipo desde 2017, y hay tres claves para entender esta situación.

El Día de Jerusalén

Israel considera toda Jerusalén como su capital, pero no es reconocida de esta manera por la mayoría de la comunidad internacional, mientras que los palestinos reclaman la parte de Jerusalén Este como su futura capital en un Estado independiente.

Todo el conflicto comienza con unos enfrentamientos que sucedieron el pasado lunes en la mezquita Al Aqsa, en la Ciudad Vieja de Jerusalén, durante una marcha judía, la Marcha de la Bandera, planeada para el lunes con el objetivo de conmemorar el Día de Jerusalén. Fue en ese momento cuando los palestinos arrojaron piedras a policías antidisturbios israelíes, que respondieron con balas de goma y gases lacrimógenos.

Resultaron heridos más de 300 palestinos, según la Media Luna Roja Palestina, y una veintena de policías.

Durante el acto de la Marcha de la Bandera, cientos de jóvenes israelíes ondean banderas y se abren paso a través de áreas musulmanas, mientras entonan canciones patrióticas, algo que para muchos palestinos no es sino una provocación

Desalojo de familias palestinas

Una gran parte de esta última oleada de violencia se debe a un esfuerzo legal, con gran extensión en el tiempo, mediante el que los judíos han buscado desalojar a familias palestinas de sus hogares en el distrito de Sheij Jarrah, en Jerusalén Oriental.

El respaldo del tribunal inferior a los judíos desató la ira de los palestinos. Además, este mismo lunes debía haberse celebrado una audiencia sobre el caso este lunes, pero la sesión se aplazó debido a los disturbios.

Tensiones en el Ramadán

Toda esta nueva espiral de violencia sucede durante los últimos días del Ramadán, el mes sagrado para los musulmanes.

Cuando comenzó, estallaron enfrentamientos nocturnos entre policías y palestinos por las barreras de seguridad establecidas en Puerta de Damasco, en la ciudad vieja de Jerusalén, que les habían impedido reunirse allí durante la noche.

Los enfrentamientos no se han limitado sólo a la ciudad de Jerusalén, sino que también se han dado en Haifa, al norte de Israel, y cerca de Ramala, en Cisjordania.

Publicidad