Guerra Rusia Ucrania

¿Qué pasa con las mascotas de los ucranianos que huyen de sus casas por la invasión de Rusia?

Millones de personas, junto con sus mascotas, han dejado atrás sus hogares en territorio ucraniano buscando refugio de las ofensivas militares rusas.

Una mujer huye de Ucrania con su mascota en brazos

Agencia EFE Una mujer huye de Ucrania con su mascota en brazos

Publicidad

La preocupante situación en Ucrania ha provocado una de las mayores oleadas de refugiados en los últimos años en Europa. Familias enteras huyen de los ataques de las Fuerzas Armadas de Rusia con sus animales de compañía, a quiénes también afecta esta guerra. Ahora deben de buscar refugio pero no saben si podrán acceder junto con sus animales. En uno de los búnkeres habilitados en la ciudad de Kiev, el Teatro ProEnglish, se han logrado refugiar artistas y vecinos junto con sus mascotas.

La Unión Europea no impondrá condiciones de aduana para las mascotas

La Unión Europea ha estimado la llegada de "1,2 y 3,5 millones de personas" refugiadas de la invasión rusa a Ucrania. Dado que la situación lo requiere, desde Bruselas han apelado a una libertad de movimiento en territorio europeo que permitirá la llegada de refugiados en los países pertenecientes a Unión Europea, con la posibilidad de viajar sin imposiciones restrictivas en aduanas sobre sus pertenencias, entre las que incluyen sus mascotas.

Además, el viernes despegó el segundo vuelo organizado por el Gobierno de Ecuador, en el que evacuaron a 209 ecuatorianos de Ucrania y en el cual viajaron también 32 animales que huían junto a sus dueños de la guerra.

España emite un protocolo ante la llegada de mascotas de refugiados

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha elaborado un protocolo de actuación para todo el territorio español, con unos requisitos que deberán cumplir los animales de los refugiados que se hospeden en España. El protocolo sigue la recomendación de la UE de adaptar los controles sanitarios veterinarios para agilizar y facilitar la entrada de estos animales en los países.

En el protocolo explican que la llegada de cualquier animal procedente de Ucrania debe de ser informada a los Servicios Veterinarios Oficiales de la Comunidad Autónoma para aplicar el plan.

Entre los principales requisitos solicitados en este nuevo protocolo se incluye la identificación del animal, "en el caso de que el animal esté identificado con microchip y éste sea legible, no será necesaria su reidentificación. En caso contrario, se identificará con microchip", aclaran.

Otra de las condiciones es la comprobar si el animal esta vacunado contra la rabia, "si el animal se comprueba que ha sido vacunado en Ucrania, se procederá a la extracción de sangre para titulación de anticuerpos y a la revacunación en ese momento". El protocolo se centra en la detección de la rabia en mascotas procedentes de Ucrania dado que se considera un país endémico del parásito.

Publicidad