Guerra Ucrania - Rusia

¿Por qué ningún país puede enviar tanques Leopard a Ucrania sin el permiso de Alemania?

Ucrania reclama el envío de los carros de combate Leopard, pues según sus cálculos entre 300 y 500 unidades podría hacer inclinar la balanza en contra de Rusia. Sin embargo, ningún país puede enviarlos sin el permiso de Alemania, país al que los estados miembros de la OTAN intentan persuadir para que acepte en el corto plazo.

Publicidad

Este sábado continúan los debates en torno a la necesidad por parte de Ucrania de más carros de combate. En concreto, Kiev asegura que necesita los blindados alemanes con urgencia para hacer frente a la ofensiva rusa, aunque los germanos se muestran reticentes a enviar sus carros de combate Leopard, por lo que ha retrasado la decisión sobre este asunto.

Los expertos explican que el envío de estos vehículos, conocidos coloquialmente como tanques Leopard, podría dar ventaja a las tropas que dependen de Volodímir Zelenski. En cuanto a la comparativa con otros modelos, estos carros de combate son más rápidos, ya que pueden superar los 68 kilómetros por hora y el disparo tiene un alcance de 2 kilómetros y medio. Además, permiten maniobrar de una forma fácil, consumen poco combustible, pueden romper algunas barreras creadas por Moscú y también defender de manera más eficaz su territorio en los puntos más críticos.

¿Por qué no se pueden enviar los Leopard a Alemania?

Sin embargo, aunque hay países que están dispuestos a enviar este material de guerra a Ucrania, que calcula que necesita entre 300 y 500 unidades, de momento todo apunta a que no podrán beneficiarse de ellos, por lo menos a corto plazo. Esto es así porque para que este envío se produzca, se debe tener permiso de Alemania porque es el país fabricante de estos potentes carros de combate.

Por eso, según pasan las horas, la presión aumenta sobre Berlín, sobre todo por parte de la OTAN. Personalidades alemanas afirman que su país está fracasando frente a la historia, aunque los germanos sí que han autorizado que se forme a los soldados ucranianos en el manejo. En cualquier caso, todo apunta a que el movimiento que espera Alemania es que Washington dé el primer paso y Estados Unidos se comprometa a enviar carros de combate, pero Joe Biden solo insiste en que va a seguir ayudante a Ucrania, sin confirmar el envío de estos vehículos.

Moscú, por su parte, amenaza con recrudecer aún más su ofensiva en un momento de moral alta para el Kremlin. En este contexto, el servicio de inteligencia británico constata los avances del Ejército ruso en Bakhmut, Soledar y Zaporiyia.

Publicidad