Guerra de Ucrania

Putin retira los cargos contra los mercenarios Wagner y reconoce que Rusia estuvo "al borde de la guerra civil"

El presidente ruso ha pronunciado un discurso donde alaba que sus soldados hayan "salvado la patria e impedido que se produjera una guerra civil" tras la rebelión armada del Grupo Wagner.

Publicidad

Tras la fallida rebelión armada del Grupo Wagner al paralizar su 'marcha de la justicia' hacia Moscú, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha alabado el papel del Ejército ruso. En un discurso pronunciado en la plaza central del Kremlim ha indicado que sus soldados han "detenido una guerra civil".

El presidente ruso ha agradecido el "valor y lealtad con el pueblo de Rusia" a las fuerzas de seguridad del país ya que han "salvado la patria e impedido que se produjera una guerra civil". "Ustedes protegieron el orden constitucional, la vida, la seguridad y la libertad", ha destacado Putin.

Putin, obligado a ceder ante el grupo Wagner

La rebelión de los mercenarios de Wagner ha obligado al presidente ruso a ceder ante sus opositores. Hoy ha tenido que cerrar el caso abierto y retirar todos los cargos a los rebeldes tras el acuerdo mediado por Bielorrusia.

El líder del Grupo Wagner, Yevgueni Prigozhin, se encuentra en paradero desconocido. No obstante, se sospecha que ya está en Bielorrusia. Según los investigadores de dicho país, un jet privado a su nombre le habría llevado a Minsk.

El papel internacional

El presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, también se ha pronunciado sobre el levantamiento del Grupo Wagner y ha reconocido que activó a su ejército porque considera que "si Rusia colapsa, todos moriremos".

Y, por otro lado, el director de la Guardia Nacional de Rusia, Viktor Zolotv, ha afirmado que la comunidad internacional "sabía de los preparativos para una rebelión" por parte del Grupo Wagner.

La rebelión fallida del Grupo Wagner

El Grupo Wagner es el ejército privado de mercenarios que ha estado luchando junto al Ejército ruso en el marco de la invasión de Ucrania. Esta entidad militar ha sido partidaria de Putin hasta que comenzó su rebelión o 'marcha de la justicia' la madrugada del pasado sábado 23 de junio.

Los mercenarios se enfrentaron a las Fuerzas Armadas de Rusia. Yevgueni Prigozhin, cruzó con 25.000 hombres la frontera rusa desde Ucrania a la región de Rostov. En este territorio, presuntamente, las fuerzas rusas habían atacado un campamento del Grupo Wagner con misiles. Desde allí, el conjunto de soldados inició la 'marcha de la justicia' hacia Moscú.

No obstante, la rebelión finalizó sin éxito. El presidente bielorruso, Aleksandr Lukashenko, habló con el jefe de Wagner para acordar el final de la rebelión. Por lo tanto, Prigozhin finalizó la marcha para "evitar un derramamiento de sangre".

Publicidad