Publicidad

Día de la Victoria

Putin reafirma el poderío de Rusia y advierte a los que gestan "planes agresivos" en el Día de la Victoria

Se cumplen 76 años de la victoria soviética sobre la Alemania Nazi. En el Día de la Victoria, Putin ha mostrado el poderío militar de Rusia y ha dicho que el país defenderá sus intereses.

Hoy se ha celebrado el 76 aniversario Día de la Victoria en Moscú. Lo recuerdan, como cada año, con una puesta en escena de su poderío militar, cómo derrotaron a los nazis, Vladimir Putin ha advertido que su país defenderá sus intereses de manera "firme".

El evento ha tenido lugar en la plaza roja de Moscú y han participado 12.000 soldados agrupados en 37 unidades de gala a tierra y columnas mecanizadas que han incluido 190 piezas de armamento como equipos militares históricos. También ha tenido lugar un desfile aéreo.

Putin ha señalado en su discurso la importancia a la victoria lograda en 1945 sobre los nazis y la ha calificado "una victoria trascendental para la historia del mundo entero". En esa línea, Putin ha censurado en particular "los intentos de reescribir la historia, absolver a traidores y criminales que tienen las manos manchadas de sangre de cientos de miles de personas inocentes".

Defensa de los intereses rusos

También ha asegurado que Rusia defenderá firmemente sus intereses y la seguridad del país, y advirtió contra aquellos que gestan "planes agresivos" que intentan reavivar la ideología nazi. Estas declaraciones del mandatario tienen lugar cuando las relaciones del país con Europa y Estados Unidos no pasan por el mejor momento.

En esta ocasión, solo un político ha acompañado a Putin. Ha sido el presidente de Tayikistán, Emomalí Rajmón. La práctica ausencia de líderes extranjeros en esta ocasión ha sido justificada por el Kremlin por el hecho de que no se trataba de un aniversario redondo y que por tanto no se había invitado a jefes de Estado y de Gobierno de otros países, con excepción de Rajmón, que ya se encontraba en Moscú donde se reunió la víspera con Putin.

En el desfile tampoco ha habido mucha presencia de mascarillas, pero desde el Kremlin han insistido que la mayoría de asistentes se había vacunado.

Publicidad