92.010333

Publicidad

Coronavirus

Pruebas masivas, rastreo tecnológico de positivos y cierre de fronteras, las estrategias que mejor han funcionado en la lucha contra el coronavirus

República Checa, Nueva Zelanda, Singapur o Taiwán son algunos de los países que pueden presumir de haber llevado a cabo exitosas estrategias para frenar la expansión del coronavirus en sus territorios.

El coronavirus ha contagiado a casi dos millones de personas en todo el mundo y cada país ha tomado una estrategia en su lucha contra la pandemia. Si comparamos esas estrategias, existe una combinación entre realizar pruebas masivas, rastreo tecnológico de positivos y, en algunos casos, cierre de fronteras, que han tenido éxito, al menos hasta ahora.

República Checa ya es el primer país europeo que ha conseguido frenar la propagación incontrolada del coronavirus, pero aún así el estado de emergencia se mantendrá hasta el 30 de abril. El país, con 10,6 millones de habitantes, han fallecido hasta la fecha algo más de 100 personas como consecuencia del Covid-19 y unas 5.300 han sido confirmados como positivos.

La semana pasada se ordenó la reapertura de algunos comercios, como grandes tiendas de bricolaje, ferreterías y establecimientos de venta de equipamiento de ocio, y se relajó también algunas limitaciones impuestas sobre actividades deportivas para contener la pandemia. También se volverán a permitir actividades en solitario al aire libre sin mascarilla, como montar en bici o correr.

Asimismo, el sistema sanitario checo no está saturado, por lo que se hacen pruebas de coronavirus a prácticamente todos aquellos que tienen síntomas.

Nueva Zelanda también puede presumir de éxito. Cerró la isla a cal y canto y ordenó confinamiento total durante un mes. El resultado es de cinco y unos 1.300 contagiados.

Singapur impuso medidas muy restrictivas de movimiento antes incluso de que la enfermedad tuviera nombre. A día de hoy llevan ocho muertos y menos de 2.600 infectados.

Taiwán, tan cerca de China, solo ha contabiliza seis muertos y apenas 400 infectados. La clave dicen fue reducir los vuelos con el país vecino en el mes de diciembre y poner en cuarentena a todos los viajeros.

Publicidad